Inicio > Noticias > 2007 > Francia obliga a incluir mensajes sobre malos hábitos alimenticios y la obesidad en la publicidad

Francia obliga a incluir mensajes sobre malos hábitos alimenticios y la obesidad en la publicidad

Los productos afectados serán prácticamente todos los elaborados por la industria alimentaria, incluidas bebidas con azúcar, sal o edulcorantes de síntesis

El Gobierno francés aprobará, previsiblemente a finales de febrero, una nueva reglamentación en la que se obligará a que toda la publicidad y promoción de determinados productos alimenticios incluya mensajes en contra de los malos hábitos en la alimentación y de la obesidad. En concreto, los mensajes obligatorios son cuatro: "evite picar entre horas", "evite comer demasiado azucarado, demasiado salado", practique deporte regularmente" y "coma al menos cinco frutas y hortalizas al día".
La obligatoriedad de incluir estos mensajes en la publicidad relacionada con los alimentos afectará a todos los soportes publicitarios: televisión, radio, Internet, carteles, prensa escrita, teléfonos móviles, cine, impresos y folletos publicitarios.
Los productos afectados serán prácticamente todos los elaborados por la industria alimentaria, incluida las bebidas con azúcar, sal o edulcorantes de síntesis. No están afectadas las bebidas como te, café, infusiones, leche? y alimentos congelados, principalmente. Este nuevo reglamento se añade al ya existente sobre el consumo de alcohol, que obliga a incluir la expresión "el consumo de alcohol es peligroso para la salud".
El texto legislativo estará publicado, a más tardar, a finales del mes de febrero, y las medidas serán de aplicación inmediata.
El objetivo de la medida, prevista por la ley de salud pública de agosto de 2004, es la de sensibilizar al público de los riesgos para la salud de una mala nutrición y prevenir la obesidad. Francia cuenta con más de 20 millones de personas con sobrepeso u obesas (5,9 millones). El sobrepeso y la obesidad son factores importantes de riesgo para numerosas enfermedades: hipertensión, problemas cardiacos, ciertas diabetes y cánceres.
El proyecto de normativa establece también que las empresas que no cumplan con ella deberán pagar una tasa de 1,5% del montante de sus inversiones publicitarias. La Asociación Nacional de Industrias Alimentaria (Ania) ha recomendado a sus miembros optar por la inserción de estos mensajes sanitarios. Algunas grandes empresas ya han mostrado su acuerdo con la medida como Nestle Francia o Unilever Francia.
Los productos afectados serán prácticamente todos los elaborados por la industria alimentaria, incluidas bebidas con azúcar, sal o edulcorantes de síntesis
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 5112 veces