Inicio > Noticias > 2007 > El sobrepeso no es sólo una cuestión estética

El sobrepeso no es sólo una cuestión estética

La obesidad, hasta hace poco, era considerada una enfermedad exclusiva de los países del primer mundo, pero cada vez más aumenta la población de naciones de ingreso medio o bajo, que padecen de sobrepeso, condición que incrementa los riesgos de sufrir un sinfín de otras complicaciones médicas

Más que un problema estético, el sobrepeso y la obesidad son considerados por la comunidad médica mundial un problema de salud pública internacional. Según los datos más recientes publicados por la Organización Mundial de Salud (OMS), aproximadamente 1.600 millones de adultos (mayores de 15 años) viven con sobrepeso y 400 millones de adultos son obesos.

Hasta hace poco, se consideraba que la obesidad era un mal exclusivo de los países de altos ingresos, sin embargo en países en desarrollo, como Venezuela, e incluso con ingresos más bajos, cada vez más aumentan los niveles de sobrepeso y obesidad, aunque paradójicamente persiste la subnutrición en los sectores más desposeídos de la población.

Esta paradoja significa una mayor carga para los servicios de salud, que deben tratar los dos extremos en desórdenes de alimentación; la desnutrición y la obesidad. Esta última es responsable del aumento en el riesgo de sufrir de cardiopatías -principal causa de muerte en todo el mundo-, del padecimiento de diabetes, problemas en las articulaciones que sostienen al cuerpo y el desarrollo de algunos cánceres, como los de mama, endometrio y colon.

Venezuela, en comparación con los países vecinos, lidera los índices de sobrepeso y obesidad; un 70% de la población masculina y un 61% de la femenina viven con un grado de sobrepeso, en los niveles de obesidad los venezolanos tampoco obtienen una evaluación satisfactoria, un 26% de las féminas y un 23% de los varones entran en el umbral de obesidad.

Mientras que los países con los que compartimos fronteras, Colombia y Brasil, presentan un menor grado de sobrepeso y obesidad; por ejemplo en nuestro vecino andino un 56% de la población de ambos géneros tiene sobrepeso y el porcentaje de obesos es de 17%. En Brasil el 50% de la población se encuentra en el nivel de sobrepeso, y aproximadamente 14% califica como obeso.

Mala alimentación y sedentarismo
Las causas del repunte en los niveles de sobrepesos y obesidad se reconocen en el estilo de vida actual. A diferencia de las generaciones que nos precedieron, que consumían alimentos preparados en casa y con ingredientes frescos, la dieta hoy en día está saturada de alimentos con altos contenidos calóricos, ricos en grasas y azucares pero con bajos contenidos de vitaminas y minerales.

Si a esto se suma el sedentarismo de la vida moderna, en la que el esfuerzo normal de un ser humano para movilizarse ha sido facilitado por el desplazamiento vehicular, la ecuación que hay entre el nivel de calorías consumidas y las quemadas por el organismo se produce un desequilibrio que conlleva al sobrepeso y más severamente a la obesidad.

Afortunadamente hay un sinfín de alternativas para la reducción de los kilos extras, desde dietas, rutinas de ejercicios, productos de belleza, homeopatía, píldoras, etc. Sin embargo hasta ahora ningún método ha demostrado ser 100% efectivo, incluso hay pacientes que sufren una afección tan severa conocida como obesidad mórbida, que las técnicas habituales les son inútiles.

Única alternativa para la obesidad mórbida
En el tratamiento de este tipo de pacientes se especializa el doctor Claudio Navarro, experto en bypass gástrico, procedimiento quirúrgico por el cual se reduce el tamaño del estómago, provocando que los pacientes se llenen con una menor cantidad de alimentos.

"El bypass gástrico es considerado en la actualidad el patrón oro, que significa que es el procedimiento quirúrgico de elección para el tratamiento de la obesidad mórbida" afirmó Navarro. Esta cirugía no es para cualquier persona, agrega Navarro, su aplicación sólo es recomendable para los obesos mórbidos.

La obesidad se clasifica en varios tipos, la menos grave es la leve, luego le sigue la moderada, la severa y la mórbida. Los pacientes que llegan hasta esta última, tienen un sobrepeso de 45 a 60 kilogramos. Navarro informa que los obesos mórbidos viven entre 15 y 20 años menos por su condición.

Hasta ahora han sido intervenidas 32 personas por Navarro y un equipo multidisciplinario, integrado por internistas, nutricionistas, psiquiatras, que intervienen desde antes que se aplique el procedimiento del bypass gástrico y la posterior recuperación. Por el momento este equipo de médicos, son los únicos en el estado Bolívar en realizar este tipo de cirugía.

La recuperación depende de las características de cada persona, pero en promedio es después de un mes. "La pérdida de peso en los pacientes es vertiginosa durante los primeros tres meses, llegan a perder entre 25 a 30 kilos. Los meses siguientes la pérdida es más lenta y para el año y medio se estabiliza", explicó Navarro en referencia a los efectos en el tiempo del bypass gástrico.

Obesidad, bajo cobertura
Aproximadamente un 10% de los venezolanos con obesidad, padece de la variante mórbida, de acuerdo a las estimaciones de Navarro. Esta gran porción de la población anteriormente no contaba con la cobertura de las empresas aseguradoras, pero esta política tiende a cambiar, según informó Navarro las empresas del sector aluminio y las compañías aseguradoras están asumiendo los costos de cirugía para los pacientes obesos mórbidos.

Noticia que será bien acogida por la comunidad de pacientes con alto grado de sobrepeso, una operación de este tipo alcanza los 15 millones de bolívares, encarecida porque los implementos utilizados son comprados en el exterior. El tiempo promedio de cirugía es de 2 horas y media y Navarro señala que los pacientes son dados de alta en 48 horas.

A pesar de la experiencia positiva en los pacientes operados con el procedimiento del bypass gástrico, estas personas no llegan a perder todo el sobrepeso, la pérdida de peso se limita entre un 80 a 88% aclara Navarro, cuyos estudios en esta especialidad los realizó en la Universidad Central de Venezuela.

El bypass gástrico no está exento de complicaciones, aclara Navarro, aunque es preferible que el obeso mórbido decida operarse antes de continuar viviendo con esta enfermedad.

"Las complicaciones no se generan por la operación, sino por el tipo de paciente de obesidad mórbida, que son más proclives a presentar complicaciones, problemas respiratorios y problemas en las articulaciones", puntualizó.

La obesidad puede evitarse
A pesar del ritmo de vida de la sociedad moderna, hace muy complicado seguir rutinas de alimentación y ejercicios, pero ejercitándose diariamente por al menos 30 minutos y manteniendo una dieta balanceada que incluya los distintos grupos de alimentos, se evitan las complicaciones a la salud que generan la obesidad e incluso un sobrepeso moderado.

La clave está en conseguir el equilibrio entre la cantidad de alimentos consumidos y el esfuerzo energético para quemar las calorías y grasas que el cuerpo no requiere. Por ello los expertos recomiendan aumentar la actividad física todos los días practicando tareas de intensidad moderada -trote, natación o ciclismo.

Una dieta sana también contribuye a mantenerse en el peso adecuado, reducir la ingesta de azucares y grasas saturadas, y consumir mayores cantidades de frutas, legumbres, granos integrales y frutos secos. Los expertos en nutrición recalcan que la moderación al servirse las porciones de alimentos con alto contenido de grasas o calóricos, como el helado, es más realista que dejar de consumir este tipo de productos.
La obesidad, hasta hace poco, era considerada una enfermedad exclusiva de los países del primer mundo, pero cada vez más aumenta la población de naciones de ingreso medio o bajo, que padecen de sobrepeso, condición que incrementa los riesgos de sufrir un sinfín de otras complicaciones médicas
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 4780 veces