Inicio > Noticias > 2006 > Obesos e infelices

Obesos e infelices

Francia lanza una agresiva campaña publicitaria contra los malos hábitos alimenticios que insiste en que el exceso de peso mata

LA obesidad mata. Con ese agresivo lema el Gobierno francés profundiza aún más en su incesante lucha contra el mal de la sociedad contemporánea: la mala alimentación. El Colectivo Nacional de Asociaciones de Obesos (CNAO) ha sido el impulsor de la más reciente iniciativa contra el exceso de peso, que se viene a sumar a las medidas adaptadas por las autoridades galas, que han hecho de esta enfermedad una cuestión de salud pública. Ya el año pasado, Francia sorprendía a toda Europa con la aprobación de una ley que prohibía la instalación de máquinas de refrescos y aperitivos en los colegios públicos.

Una iniciativa que se completa ahora con una importante campaña de promoción que distribuirá por todo el país la imagen de una mujer obesa sobre la que se superponen textos que explican las graves consecuencias que puede tener este mal. Y es que la obesidad crece en el país galo un 17% cada año entre la población infantil, lo que ha alertado a las autoridades sanitarias.

La cruzada puesta en marcha en toda Europa y también en Estados Unidos contra el exceso de peso y en favor de una dieta sana y el ejercicio físico ha tenido un importante reflejo en Francia, donde según algunos informes cada año mueren por enfermedades relacionadas con la obesidad unas 55.000 personas. Por eso, se ha impuesto también un tributo de un 1,5 % a las empresas de alimentación que no fomenten una dieta sana, ya que los estudios de hábitos alimenticios han revelado un importante cambio en las costumbres de los franceses, que hasta hace unos años se habían caracterizado por su buen paladar.

Una ley controla la publicidad

La aceleración de la vida moderna, la implantación de las grandes multinacionales de la comida rápida e incluso un cambio en el modelo de belleza tanto masculino como femenino llevaron a las autoridades galas a tomar medidas drásticas para cambiar las conductas sociales. De esta manera, se quiere frenar el acercamiento a los hábitos estadounidenses, un país en el que más del 65% de la población tiene problemas de exceso de peso.

Estas medidas se complementan con la ley aprobada a finales del año pasado, que limita la publicidad a través de radio y televisión de refrescos y aperitivos y que obliga a acompañar esa promoción de un mensaje sobre el cuidado de la salud.

Y es que un informe de la Agencia Francesa de Seguridad Sanitaria de los Alimentos (Afssa), el 10% de los programas vistos por los niños de entre cuatro y diez años contienen anuncios publicitarios que promocionan productos azucarados y achocolatados, golosinas y bebidas con exceso de azúcar.
Francia lanza una agresiva campaña publicitaria contra los malos hábitos alimenticios que insiste en que el exceso de peso mata
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 8892 veces