Inicio > Noticias > 2006 > Nueva York lucha contra la obesidad

Nueva York lucha contra la obesidad

Los más gordos forman parte de las comunidades hispanas y los negros. Los índices recientes mas preocupantes incluyen a los niños de origen latino

La ciudad tiene infinidad de fronteras y caminar de un barrio a otro es como cambiar de planeta. En la parte media de la isla, las calles están repletas de cuerpos estéticos que salen de los rascacielos y abarrotan los supermercados de comida orgánica.

Arriba, en Harlem y el Bronx, hay cientos de tiendas de comida engordante. Pero sus estantes han comenzado a llenarse de leche light, verduras y productos saludables. Se trata de la última iniciativa lanzada por el gobierno de la ciudad para frenar la obesidad y algunas enfermedades como la diabetes, que van en aumento en los barrios pobres de Nueva York.

Los más gordos forman parte de las comunidades hispanas y los negros. Los índices recientes mas preocupantes incluyen a los niños de origen latino.

En una ciudad donde los contrastes forman parte de la cotidianeidad urbana, el gobierno descubrió que incluso un tema en apariencia tan irrelevante como el abasto podría significar una diferencia entre quienes están bien alimentados y los que son gordos: los ejecutivos que trotan en el Central Park y se abastecen en los supermercados Dean&Deluca y D´Agostino, y los pobres que compran en los supermercados de El Bronx. Analizando los hábitos del abasto de la ciudad, el gobierno neoyorquino descubrió cierta discriminación soterrada: los productos saludables, los orgánicos y las verduras más variadas y de mayor calidad son distribuidas en los barrios donde habita la clase media y los millonarios de Nueva York.

El descubrimiento tuvo origen en un estudio del Departamento de Salud e Higiene Mental en dos comunidades del popular distrito de Brooklyn, el barrio que hasta 1967 fue casa de los Dodgers.

Los resultados del estudio, realizado en Bedford y Bushwick, dos comunidades con altos índices de pobreza y obesidad, mostraron que era casi inexistente el abasto de frutas, vegetales, leche baja en grasa y otros productos saludables en los supermercados y las tiendas ubicadas en las esquinas de esos barrios.

Bushwick es una comunidad de 193 mil habitantes a la que se puede llegar por metro, desde la parte este de Manhattan, en un trayecto de unos 30 minutos. Es un barrio gris sin grandes construcciones que en los años 60 eran habitado por blancos. Hoy la mitad de sus habitantes son hispanos y 37% son negros.

Una encuesta encontró que 35% de sus habitantes dijeron tener una salud pobre y después el estudio mostró que parte de esa situación precaria era consecuencia de un abasto pobre en alimentos saludables.

Todo esto llevó al alcalde Michael Bloomberg a tomar medidas inéditas: creó la Fuerza de Política Alimentaria y hasta un titular que será el Coordinador de la Política Alimentaria. "Esta nueva oficina y su coordinador trabajarán con propietarios de tiendas y supermercados para proveerlos de opciones saludables de comida, incluida leche baja en grasas, de manera que los neoyorquinos pobres puedan tener opciones alimenticias saludables", explicó el gobierno de la ciudad.

Como parte de una iniciativa llamada Bodegas Saludables está planeada una expansión de 200 a más de mil tiendas en el sur del Bronx, así como en East y Central Harlem que venderán leche 1% y 2% con todos los valores nutricionales, verduras, frutas y bebidas dietéticas.
Los más gordos forman parte de las comunidades hispanas y los negros. Los índices recientes mas preocupantes incluyen a los niños de origen latino
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 3728 veces