Inicio > Noticias > 2006 > No generamos personas obesas: McDonald's

No generamos personas obesas: McDonald's

El gigante de la "fast food" (comida rápida) no quiere que, como pasó en 2004 con el documental "Super size me", la nueva campaña de desprestigio lo tome desprevenido y ya se ha puesto manos a la obra para hacer frente a lo que se le viene encima

McDonald's puso en marcha una estrategia, con presencia de los llamados "escuadrones de la verdad", para minimizar el impacto en sus cuentas por un nuevo libro y una película que le acusan de contribuir a la obesidad de sus clientes.

El gigante de la "fast food" (comida rápida) no quiere que, como pasó en 2004 con el documental "Super size me", la nueva campaña de desprestigio lo tome desprevenido y ya se ha puesto manos a la obra para hacer frente a lo que se le viene encima.

La "mala publicidad" llegará ahora por el estreno de una cinta basada en el best-seller "Fast food nation", libro de Eric Schlosser, publicado en 2001, que vincula a la comida chatarra con la obesidad y el sobrepeso de más de 60 por ciento de los estadunidenses.

Con un elenco que incluye rostros conocidos como Patricia Arquette, Ethan Hawke, Catalina Sandino Moreno y Avril Lavigne, el filme expondrá aspectos de este fenómeno mediante una empresa ficticia llamada Mickey's (con evidentes semejanzas a McDonald's).

La película cuenta, por un lado, la reconversión de una trabajadora que se da cuenta de lo pernicioso de este tipo de alimentación y empieza a luchar contra los efectos nocivos de la comida basura.

Por otro, se centra en el abuso de los trabajadores hispanos en la planta procesadora, y en tercer lugar retrata la falta de moralidad de uno de sus ejecutivos, que no se detiene ante nada con tal de vender hamburguesas y papas fritas.

Además de la cinta, que se estrenará en otoño venidero, en mayo próximo saldrá a la venta un nuevo libro de Schlosser titulado "Chew on this: everything you don't want to know about fast food" (Mastica esto: todo lo que no quieres saber sobre la comida chatarra).

Dirigido a jóvenes de entre 11 y 15 años de edad, el libro acusa, como ya hiciera el autor en su anterior obra, a estos establecimientos de deteriorar la salud de los adolescentes.

En respuesta, McDonald's puso en marcha una campaña ante la oleada de críticas que espera y en documentos internos enviados a sus franquicias, sobre todo en Estados Unidos, les emplaza a que redoblen sus esfuerzos para hacer oír su mensaje: que su menú es saludable.

Como parte de dicha estrategia, la compañía está invitando a grupos de periodistas a su cuartel general de Oak Brook, en Illinois, para que se reúnan con altos ejecutivos que les informen sobre su "compromiso con la calidad" de sus productos.

También ha movilizado "escuadrones de la verdad" y un grupo de "embajadores de la marca" para contar las bondades de sus menús y contrarrestar el impacto negativo que tendrá la película y el libro y "desacreditar el mensaje y al mensajero".

McDonald's tiene 30 mil establecimientos en 119 países que sirven 47 millones de personas al día.

Un estudio publicado este jueves por el New England Journal of Medicine señaló que el nivel de grasas saturadas en las hamburguesas y papa fritas que sirve McDonald's en Estados Unidos es superior que el que contienen los mismos productos en otros países.
El gigante de la "fast food" (comida rápida) no quiere que, como pasó en 2004 con el documental "Super size me", la nueva campaña de desprestigio lo tome desprevenido y ya se ha puesto manos a la obra para hacer frente a lo que se le viene encima
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 4300 veces