Inicio > Noticias > 2006 > Los peligros de una mala dieta

Los peligros de una mala dieta

Un gran número de personas ponen en riesgo su salud, con la adopción de dietas equivocadas para reducir de peso, así lo advierte Miguel Ángel Rincón Gonzalez, Coordinador Delegacional de Nutrición y Dietética del IMSS.

Estas dietas con frecuencia están conformadas por gran cantidad de incongruencias que atentan contra la salud de aquellos que las utilizan, deseosos de perder unos kilos con un mínimo de esfuerzo, pensando que el consumo de un solo alimento o la restricción de varios les va a quitar el exceso de peso.

Agregó que muchas de estas dietas falaces han sido importadas principalmente de los Estados Unidos y son completamente ajenas a nuestra cultura alimentaría. Algunas de ellas son:

La dieta de la toronja, como su nombre lo indica, el elemento central es la toronja argumentando que esta fruta contiene enzimas catalíticas que promueven el consumo de los lípidos o que los disuelven; esta afirmación carece de fundamentos.

Lo cierto es que la toronja es un alimento con baja concentración de energía; en esta dieta se recomienda la ingestión de toronja en cada comida acompañada de gran cantidad de carne, pescado y huevo y mínimas cantidades de hidratos de carbono (azúcares y almidones).

Explicó que en esencia se trata de una dieta hiperproteica y baja en hidratos de carbono que consumida en cantidades reducidas puede producir pérdida de peso, pero la toronja no juega ningún papel en esta reducción; uno de los riesgos es que este régimen alimenticio puede aumentar la concentración de colesterol en la sangre.

La conocida dieta del arroz Es a base de arroz y frutas, alta en hidratos de carbono y pobre en proteínas y sodio. Este régimen es deficiente en vitaminas A y B12, riboflavina, calcio y hierro, además de ser pobre en proteínas; con un contenido menor de 5 gramos de lípidos y 20 gramos de proteínas, esta dieta produce una disminución en la tensión arterial, lo que ocasiona en algunos individuos hipotensión postular; asimismo, se ha reportado en personas muy obesas y de edad avanzada que siguen la dieta por tiempo prolongado, desmineralización ósea.

La dieta de la luna es una de las más ingenuas, lo esencial de esta dieta es efectuarla al inicio de la luna nueva; los que la recomiendan se basa en el hecho de que la luna tiene influencia sobre las mareas, pero sin ninguna prueba misteriosa que provoque la pérdida de peso deseada.

Comentó que debe de haber medidas para la reducción de peso y se deben tomar en cuenta como son:

- Llevar una alimentación correcta y/o dieta de reducción de peso.

- Practicar con regularidad ejercicios físicos como correr, caminar, trotar, jugar algún deporte, etc.

- Resolver los problemas emocionales que se traducen en comer de más.

El nutriólogo dio algunas recomendaciones generales para mejorar la alimentación son las siguientes:

* Evitar la monotonía comiendo la gran variedad de alimentos naturales existentes diariamente en el desayuno, comida y cena.

* Incluya en cada comida frutas y verduras frescas.

* Consuma en cada comida diversos cereales (arroz, avena, trigo y derivados, maíz y derivados, etc.) y leguminosas (frijol, habas, lentejas, alubias, entre otras) combinándolas entre sí.

* Prepare alimentos con poca grasa, evitando las de origen animal (manteca de puerco, tocino mantequilla, etc.)

* Reduzca el uso de sal y azúcar; no ponga el salero en la mesa, limite el consumo de líquidos azucarados.

* Modere el consumo de productos con saborizantes colorantes y conservadores.

* Mantenga su peso de acuerdo al recomendado para su estatura.
Un gran número de personas ponen en riesgo su salud, con la adopción de dietas equivocadas para reducir de peso, así lo advierte Miguel Ángel Rincón Gonzalez, Coordinador Delegacional de Nutrición y Dietética del IMSS.
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 10128 veces