Inicio > Noticias > 2006 > Es obesidad una epidemia

Es obesidad una epidemia

La obesidad se está presentando como una epidemia a nivel mundial porque están interactuando los genes con un medio ambiente de abundancia, donde existe disponibilidad de comida y cada vez lleva a una menor actividad física

La obesidad se ha convertido en una epidemia que comenzó en la población adulta y que en los últimos años ha llegado a los niños, convirtiéndose además en una enfermedad crónico-degenerativa y potencialmente mortal, según especialistas.

“La obesidad se está presentando como una epidemia a nivel mundial porque están interactuando los genes con un medio ambiente de abundancia, donde existe disponibilidad de comida y cada vez lleva a una menor actividad física, por la ingesta continua de alimentos ricos en calorías y azúcares”, mencionó Luis Alfonso Carrillo González.

El director de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Coahuila, consideró que en el momento en que la diabetes disminuya su frecuencia, es seguro que quedará en los primeros lugares la hipertensión o los problemas de colesterol alto.

Asimismo, el bariatra Jesús Ángel Padilla Gámez consideró que antes la obesidad era vista como un problema con trastornos al padrón estético; en la actualidad es una enfermedad crónico-degenerativa y una de las tres principales causas de muerte en el país; existe desde 1796.

Por su parte, Héctor Mario Zapata de la Garza mencionó que en Coahuila existe medio millón de personas con este problema, y todo es la consecuencia del mal hábito alimenticio y la falta de ejercicio.

Sin embargo, Carrillo González insistió que tanto la diabetes como la presión alta y el colesterol están condicionados por los trastornos de la obesidad: “Si somos claros, el enemigo que tenemos que vencer no es la diabetes, es la obesidad, si se logran abatir los índices de obesidad ya no habrá casos de diabetes”.

Añadió que de acuerdo a su experiencia y a las intervenciones que existan para frenar la epidemia, en 2007 se llevará a cabo un censo en toda la población infantil de Coahuila para prevenir la obesidad en los niños.

El especialista manifestó que hay un 40 por ciento de la población infantil obesos y 50 por ciento con un peso estándar, aunque el 10 por ciento restante es para niños con niveles de desnutrición.

Explicó que el problema de la desnutrición se puede dejar tranquilamente a un lado porque el de la obesidad es muchas veces mayor.

Explicó Carrillo González que las consecuencias de la obesidad conlleva no sólo a menor actividad física y un deficiente desarrollo mental, sino que favorece una serie de enfermedades crónicas que comprometen la calidad y la duración de vida de una persona con problemas de este tipo.

Insistió que un individuo con sobrepeso es susceptible a desarrollar degeneración en sus huesos, tumores malignos, presión alta, colesterol y diabetes, que ocasionan problemas circulatorios, del corazón, además de muertes prematuras por infarto.
La obesidad se está presentando como una epidemia a nivel mundial porque están interactuando los genes con un medio ambiente de abundancia, donde existe disponibilidad de comida y cada vez lleva a una menor actividad física
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 4376 veces