Inicio > Noticias > 2005 > Vinculan jugos y otras bebidas con sobrepeso preescolares en EEUU

Vinculan jugos y otras bebidas con sobrepeso preescolares en EEUU

Las bebidas dulces, desde el Kool-Aid con azúcar hasta el jugo de manzana natural, parecen elevar el riesgo de que los niños con sobrepeso se vuelvan obesos, según una nueva investigación

El estudio agrega, sin embargo, que las bebidas dulces parecen tener poco efecto en los niños de peso normal.

Aunque el jugo de fruta tiene vitaminas, los nutricionistas dicen que es un alimento inferior que la fruta fresca. Por ejemplo, las nuevas pautas dietéticas de Estados Unidos piden a los consumidores que tomen menos jugo y que mejor coman la fruta completa.

La investigadora Jean Welsh, de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, dijo que a muchos padres puede sorprenderles el hecho de que las bebidas de fruta sin azúcar agregada también engordan. "El jugo es definitivamente una parte" de esta tendencia, dijo Welsh, quien realizó el estudio.

El punto es que "los niños necesitan muy pocas calorías para el día", dijo Welsh.

"Las bebidas dulces son una fuente de azúcar adicional en la dieta" de los niños, agregó.

La especialista dijo que para los niños preescolares es mejor comer fruta o beber agua o leche.

La investigación de Welsh, publicada en la revista Pediatrics de febrero, encontró que para los niños de tres o cuatro años que ya tienen un peso mayor al normal, el tomar una bebida dulce una o dos veces al día duplica su riesgo de tener problemas graves de sobrepeso un año después.

El estudio de la revista se basó en el seguimiento de 10.904 niños de un programa de nutrición para familias de bajos ingresos de Misurí.

Los investigadores estuvieron atentos al efecto de las bebidas dulces en tres grupos: los niños normales y de peso insuficiente, los que tenían riesgo de sobrepeso, y aquéllos que ya tenían sobrepeso.

Los investigadores compararon las alturas y pesos de los niños, aproximadamente un año después. También se basaron en los informes de los padres de lo que comieron y bebieron sus niños durante un periodo de cuatro semanas al principio del estudio. Las bebidas dulces incluyeron productos como Kool-Aid y Hi-C, así como los jugos y refrescos.

El vínculo entre las bebidas dulces y el sobrepeso se presentó en las tres categorías de peso, aunque no fue estadísticamente significativo para la categoría de niños de peso normal o insuficiente.

Un centro de Chicago prohibió el jugo el año pasado como parte de una campaña para prevenir el sobrepeso después de encontrar que uno de cada cinco de sus estudiantes estaba obeso.

Monica Dillion, enfermera del centro comunitario familiar de Howard, dijo que se agregaron más frutas y vegetales a las comidas de los preescolares y más ejercicio a las actividades diarias.

La prohibición del jugo no provocó ninguna queja, dijo Dillion. "Los niños no lo notaron en absoluto".

Las bebidas dulces, desde el Kool-Aid con azúcar hasta el jugo de manzana natural, parecen elevar el riesgo de que los niños con sobrepeso se vuelvan obesos, según una nueva investigación
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 3324 veces