Inicio > Noticias > 2005 > Un software pronostica los efectos del sedentarismo y la mala alimentación en los niños

Un software pronostica los efectos del sedentarismo y la mala alimentación en los niños

El programa le muestra a una familia británica que se alimenta con “comida chatarra” cómo se verán sus niños en 40 años. Un impacto profundo que busca cambiar su estilo de vida

Hay hábitos nocivos. Entre ellos el sedentarismo y el consumo de la llamada “comida chatarra”, abundante en grasas. Sin embargo, se hace difícil tomar conciencia y cambiar un estilo de vida por otro. Pero ahora, gracias a un programa de computación, se podrá contar con imágenes de cómo se verían “nuestros” niños cuando sean adultos si no cambian sus costumbres. Y créase o no, esos gráficos virtuales no sólo impresionan por lo que muestran del futuro; sino que crearían conciencia de la importancia real de llevar una vida sana, dicen sus diseñadores.

Estas pruebas virtuales, son parte de un programa de la BBC de Londres llamado “Honey We're Killing the Kids!” o "Querida, ¡estamos matando a los niños!". En el primer capítulo, estrenado a principios de julio, se muestra a una familia británica de apellido Buc, en la que los pequeños de 10 y 8 años suelen alimentarse con "comida basura". Los niños, no sólo ingerían gran cantidad de alimentos grasos y dulces sino que también bebían hasta dos litros de gaseosas por día. Y esto formaba parte de una rutina especial: solían consumir los alimentos mientras miraban televisión y no tenían un horario establecido para irse a dormir. Cuando los expertos en salud que supervisan este experimento mostraron a la madre las imágenes computarizadas de los niños 40 años después, ésta no pudo ocultar su conmoción (ver imágenes)

. Para “adivinar” el futuro, un equipo de expertos coordinado por el psicólogo Kris Murrin, analizó varios informes del Institute of Child Health, incluidas pruebas científicas y médicas, para comparar la información obtenida al estudiar el estilo de vida de los Buc. Como el resultado no fue nada agradable; la familia está dispuesta a cambiar radicalmente su comportamiento por lo que Murrin cree que en apenas tres semanas puede prometer un futuro mejor. Después de revelar sus “predicciones”, los psicólogos y nutricionistas diseñaron un plan para que la familia cambie sus hábitos de vida y su dieta. Pasadas casi cuatro semanas, se repetirán las pruebas clínicas y se revelarán las nuevas imágenes de los niños como adultos.

"Todos estos años hemos dado a los pequeños lo que nos piden. Ahora esto tiene que cambiar y tengo miedo", explicó Julie Buc, la madre. El nuevo plan incluye un horario para que los niños coman en la mesa y se retiren a dormir a las 20:30 además de seguir una dieta más saludable. Se prohibieron las bebidas azucaradas, los dulces, los alimentos grasos y se introdujeron ensaladas, frutas y vegetales. "Lo mejor ha sido poder comer en la mesa", comentó Jimmy, el padre. Y fue "muy positivo para la familia poder contarnos lo que hemos hecho durante el día", agregó. Los niños también participaron en nuevas actividades, incluyendo ballet, para estimularlos a ejercitarse más. Al final del proyecto, el padre dijo: "Lo que más me importa son mi mujer y mis hijos, y quiero que mis niños tengan éxito en la vida".

Sin embargo, algunos blogs y páginas de sociólogos critican este programa informático considerando que “sólo sirve para aterrorizar a los padres con terribles imágenes de sus hijos mal alimentados durante años. La tecnología debería servir para fines mucho más constructivos, educativos y útiles, sin ninguna duda. Programas como este pueden llegar a tener un efecto totalmente opuesto al que en teoría deberían tener”. Por otro lado, algunos sociólogos creen que los "programas sobre padres tienen poco impacto en el comportamiento de la gente. Además, no se hace uno mejor o peor padre por mirar estos programas. Incluso no deben sentirse mal ellos mismos, porque la mayoría hace un buen trabajo”.

En lo que todos concuerdan, es en lo positivo de que psicólogos y nutricionistas establezcan un plan de cuatro semanas con el que se impone una dieta variada (y lo más alejada posible de la comida basura que genera obesidad y serios problemas de salud) y actividad física. Con respecto a un futuro mejor, Jimmy Buc afirmó: “ahora creo que eso ocurrirá porque hemos cambiado y de ninguna forma volveremos a los hábitos del pasado". Con el éxito golpeando las puertas; los productores de la BBC están buscando a seis familias más para participar en el proyecto; pensando “en el futuro” de la serie en el otoño.

El programa le muestra a una familia británica que se alimenta con “comida chatarra” cómo se verán sus niños en 40 años. Un impacto profundo que busca cambiar su estilo de vida
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 7871 veces