Inicio > Noticias > 2005 > Tienen transtornos alimenticios su origen en la infancia

Tienen transtornos alimenticios su origen en la infancia

Señala especialista que los trastornos alimenticios como la bulimia y la anorexia interfieren en el funcionamiento normal de la vida social, de trabajo y estudio de quienes los padecen

Los trastornos alimenticios como la anorexia, la bulimia y la obesidad son conflictos de relación entre los individuos y los comestibles que provienen desde los primeros vínculos con la madre y los objetos de amor de la infancia, señaló la especialista, María Luisa Murga Meler.


En un comunicado, la académica de la Escuela Nacional de Trabajo Social de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) indicó que esos temas se refieren a la manera en que el sujeto se involucra con los objetos, sean comestibles, afectivos o aquellos a lo que se aficiona.

Explicó que si bien la nutrición constituye la necesidad primaria de todo organismo y es observable en la base de la pirámide alimenticia, puede asumirse que en la actualidad el sustento ya no es percibido y consumido sólo a partir de esta primera acepción.


La también catedrática de la Facultad de Estudios Superiores Iztacala mencionó que los trastornos alimenticios son desórdenes graves que afectan a las mujeres en mayor proporción que a los hombres, y se presentan entre las jóvenes y las adolescentes.

La experta advirtió que estos trastornos interfieren en el funcionamiento normal de la vida social, de trabajo y estudio de quienes los padecen.


Expuso no se trata únicamente de las exigencias de un cierto modelo estético para las niñas, porque ser delgado o gordo ha pasado como ideales de belleza.

Tampoco se desprende sólo de ceder a las exigencias del padrón, sino también al ámbito psicológico y biológico.

Mencionó que la Organización Mundial de la Salud (OMS) tiene clasificadas a la bulimia, la anorexia y la obesidad entre otros como "trastornos de la alimentación" y que se desconocen el número de personas que mueren por esas causas.


Por lo general, dijo, todas las consecuencias derivadas de esos padecimientos se enmascaran por las secuelas que generan, y la causa última no se refleja en los indicadores. Por ello es imprescindible que quienes padecen de alguna de estas aflicciones deben ser atendidas.

Señala especialista que los trastornos alimenticios como la bulimia y la anorexia interfieren en el funcionamiento normal de la vida social, de trabajo y estudio de quienes los padecen
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 10439 veces