Inicio > Noticias > 2005 > OMS acusa a los malos hábitos por el aumento de la obesidad

OMS acusa a los malos hábitos por el aumento de la obesidad

Los que creen que el sobrepeso es estéticamente desagradable deberían saber que la obesidad no sólo se ve mal, también mata.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), tres millones de muertes anuales son atribuibles al sobrepreso y la obesidad.

Si no se toman medidas urgentes, advierte la OMS, la cifra podría elevarse a cinco millones para el año 2020, lo que equivaldría a la desaparición de la población de Dinamarca cada año.

De hecho, la agencia de la ONU dedicada a la salud mundial sitúa al sobrepreso y la obesidad entre los diez mayores riesgos evitables, junto al tabaquismo, el sexo no seguro y la hipertensión.

En todo el mundo hay cerca de mil millones de adultos con sobrepeso. De ellos, al menos 300 millones son clínicamente obesos, informa DPA.

La OMS afirma que la obesidad se ha convertido en un problema de "proporciones epidémicas", no sólo en los países ricos sino también en el mundo en desarrollo.

Más de un tercio de los estadounidenses y cerca de un quinto de los europeos son clasificados como obesos. En Brasil es 9%, y en Kuwait un imponente 35%.

Una dieta desequilibrada combinada con poco ejercicio físico se asocia a muchas enfermedades crónicas, incluyendo diabetes, deficiencia cardíaca, hipertensión y algunas formas de cáncer.

Pero la ausencia de hábitos saludables no es costosa sólo para la salud, sino también en términos económicos. La OMS estima que la obesidad es responsable de entre 2 y 6% de los gastos sanitarios en los países desarrollados.

Además, la obesidad tiene un gran impacto negativo en la productividad.


Diversos estudios señalan una fuerte relación entre la obesidad, la decadencia física y una reducción general de la productividad. La obesidad afecta a la productividad no sólo por el aumento de la mortalidad, sino también por el incremento de la morbilidad, según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Un informe de la FAO compilado por el investigador Daniel J.Hoffman, del Centro de Investigación de la Obesidad de la Universidad de Columbia, dice que "el aumento de la obesidad mórbida retira a los individuos de la fuerza laboral pero los deja en la sociedad, donde aún demandan alimento y atención sanitaria".

"Una persona obesa experimenta un aumento de 50% en su pérdida de productividad y visita al médico 88% más que una persona sana durante un período de seis años en Estados Unidos", dice el estudio.

Además, comer en exceso parece inaceptable desde una perspectiva moral en un mundo donde 850 millones de personas sufren hambre crónica.


Aunque los expertos admiten que la herencia genética juega un importante papel para determinar la facilidad de una persona para ganar peso, subrayan que la clave está en la ingestión de calorías y la actividad física.

En pocas palabras, la obesidad y el sobrepeso son más que nada el resultado de un estilo de vida poco saludable.

La OMS urge a la población mundial a comer más frutas y vegetales, realizar ejercicio físico diario durante al menos 30 minutos, reducir la grasa y el azúcar en sus dietas y optar por grasa vegetal sin saturar.


Los que creen que el sobrepeso es estéticamente desagradable deberían saber que la obesidad no sólo se ve mal, también mata.
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 5723 veces