Inicio > Noticias > 2005 > Obesidad, un peligro real

Obesidad, un peligro real

La obesidad ¿es mala… o no tanto? El tema ha provocado un debate en Estados Unidos sobre qué tan peligroso es el exceso de peso para la salud de una persona, y qué tan alta es la probabilidad de muerte para quien lo padece

Especialistas en nutrición aseguraron que la obesidad es peligrosa, ya que una persona no muere "simplemente por estar gorda", sino por los factores de riesgo que implica la obesidad.

La obesidad no causa la muerte de una persona, el problema son los factores de riesgo que ésta trae consigo como: la hipertensión, problemas vasculares (como infartos), diabetes, dislipidemia (colesterol o triglicéridos altos), ácido úrico alto, e incluso cáncer, señaló la nutrióloga y especialista en trastornos de la alimentación del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, de la Ciudad de México, Ruth Soriano.

Explicó que los riesgos agregados al sobrepeso es lo que ha elevado las estadísticas de mortalidad relacionadas con la obesidad, por lo que es fundamental que se tomen cartas en el asunto.

Un estudio de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) indicó que las muertes ocasionadas por mala alimentación y falta de ejercicio se elevaron a 33 por ciento durante la década pasada y podrían superar pronto al tabaquismo como las causas más importantes de fallecimientos que se puedan prevenir.

Sin embargo, un informe publicado en la revista American Medical Association contradice directamente el mensaje de los CDC de que la obesidad está sobrepasando a las cardiopatías como causa de muerte en Estados Unidos.

Y es que, los CDC dijeron que fumar mata a unos 435 mil estadounidenses al año, mientras que la obesidad y el sobrepeso causan 400 mil defunciones anuales. Pero, esta cifra se revisó posteriormente y según el último informe de una unidad del organismo, esta cifra se ha reducido en un 75 por ciento.

Los datos, si bien han generado polémica, no dejan de lado la peligrosidad de la obesidad.

Soriano señaló que aunque los parámetros de peso dependen del metabolismo y la historia clínica de cada persona, la obesidad trae consigo factores de riesgo potenciales. "Trae muchas consecuencias. A veces los pacientes no se dan cuenta de que van subiendo de peso y eso va afectando a su salud", dijo.

Por su parte, el secretario de Servicios Humanos y de Salud de EU, Tommy G. Thompson consideró en su momento que "los estadounidenses necesitan entender que el sobrepeso y la obesidad literalmente nos están matando". Añadió que el saber que los malos hábitos de comida y la inactividad están a punto de sobrepasar al uso del tabaco como las principales razones evitables  de muerte en el país debería motivar a la población a tomar acciones para proteger su salud.

"Necesitamos abordar el asunto del peso tan agresivamente como el de fumar", dijo.

Se calcula que el 64 por ciento de la población de Estados Unidos, el equivalente a unos 130 millones de personas, sufre de sobrepeso o es obesa, lo cual supone que son más propensas a padecer enfermedades cardíacas, diabetes, cáncer y otro tipo de problemas de la salud.

Más de 30 por ciento de los adultos estadounidenses, o lo que significa 59 millones de personas son obesos.

El estudio denominado "Causas reales de muerte en Estados Unidos en el 2000", señaló que, en ese año, 400 mil muertes en el país (17 por ciento del total) estuvieron relacionadas con una alimentación deficiente y falta de ejercicio. Solamente el tabaquismo provocó más fallecimientos (435 mil).

La investigación indicó que, mientras la mayoría de causas evitables de muerte han declinado o han registrado poco cambio desde 1990, las muertes atribuidas a la dieta adecuada y a la inactividad física crecieron el 33 por ciento.

De forma paralela, el centro de investigaciones Rand Corporation advirtió que, si los estadounidenses siguen engordando al ritmo actual, en 2020 uno de cada cinco dólares que se gasten en salud tendrán como objetivo el tratamiento de personas de entre 50 y 60 años debido a la obesidad.

Los Institutos Nacionales de la Salud (NHI, por sus siglas en inglés), advirtieron que la obesidad es una amenaza muy importante, por lo que es necesario que se incrementen las investigaciones para resolver el problema. Agregaron que no hay una sola causa de la obesidad, por lo que se deben de explorar formas de prevención y tratamiento que incluyan muchos aspectos como la conducta y los factores socioculturales, socioeconómicos, ambientales, fisiológicos y genéticos.

Los costos totales directos e indirectos ocasionados por el problema de la obesidad ascendieron a 117 mil millones de dólares en el año 2000, de acuerdo con la Oficina del director General de Salud.

La especialista Ruth Soriano consideró fundamental que las personas con obesidad o sobrepeso lleven un tratamiento multidisciplinario, en el que participen no solamente el médico, sino también un nutriólogo especialista y un psicólogo, ya que el problema es mucho más complejo de lo que parece.

"Se debe evitar la charlatanería porque hay tratamientos 'milagrosos' que pueden poner en peligro la vida de la persona que los toma. Es necesario que la gente cobre conciencia cuando percibe cambios de peso en su cuerpo  y acuda a un especialista", indicó.

Y es que, aseguró, no se trata únicamente de una cuestión estética o de moda, la obesidad es un problema real que está cobrando la vida de hombres y mujeres. Así que no hay que esperar y buscar ayuda personalizada.


La obesidad ¿es mala… o no tanto? El tema ha provocado un debate en Estados Unidos sobre qué tan peligroso es el exceso de peso para la salud de una persona, y qué tan alta es la probabilidad de muerte para quien lo padece
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 6464 veces