Inicio > Noticias > 2005 > No adelgaces como por arte de magia

No adelgaces como por arte de magia

Aunque te estés muriendo de las ganas de tener el cuerpo curvilíneo de una modelo justo ahora, no te desesperes y mejor toma las medidas necesarias antes de dejar atrás esos kilos de más

¿A quién no le gustaría dejar de comer durante todo un día y a la mañana siguiente ¡zas!, amanecer con el cuerpo de una Barbie? ¡A todas! Pero como no todo es color de rosa en la vida real, para rebajar esos kilos de más que nos roban vitalidad y belleza, tenemos que hacer mucho más que abrir y cerrar los ojos.

Es entonces cuando empezamos con las dietas, con las extenuantes jornadas de ejercicios, con las visitas a los médicos, cirujanos y hasta personas que nos ofrecen cualquier tipo de tratamiento alternativo con tal de hacernos ver y sentir mejor.

Y sin darnos cuenta nos embarcamos en una historia que seguramente tendrá cabeza pero no fin, pues muchas veces creemos que adelgazar es cuestión de dejar de comer y pasarnos horas dentro del gimnasio, sin siquiera pensar que lo que está en juego es nuestra propia salud, nuestra propia vida.

Así que antes de cambiar de talla, tómate unos minutos para leer esta información, que podría orientarte en la dramática y a veces inacabable cuestión de rebajar peso.

¿Ya hiciste tu propósito?

Antes de dejar de consumir ciertos alimentos, debes preguntarte a conciencia cuáles son tus motivos para adelgazar. Salud, estética, belleza, cualquiera es válido, sólo que cuando nos matriculamos como locas en la carrera del peso, cualquier hoyo es trinchera y es ahí donde podemos perdernos.

Después de saber cuál es tu principal motivación para mantener un peso saludable acorde con tu contextura física, entonces sí es tiempo de fijarte una meta: En cuánto tiempo y cuántos kilos por debajo quieres estar. Para esto es importante que te ayudes con un especialista, pues tal vez tus deseos estén excediendo la realidad.

El nutricionista o dietista sabrá decirte exactamente por qué subes de peso, si es por una causa patológica o simplemente porque no tienes la fuerza de voluntad necesaria para no comer esos antojitos que te sacan gorditos aquí y allá.

De este modo podrá darte una dieta a tu medida, que ayude con el problema y que no se convierta en parte de él. Si buscas un profesional de la salud que te quite todo lo que te gusta comer y cambie tu dieta radicalmente, entonces tal vez no sea para ti. Busca otro, para eso existen cientos de dietistas en tu ciudad y seguro con métodos diferentes a través de los cuales puedan alcanzar juntos tu objetivo.

Eso es muy importante porque las dietas por lo general son a largo plazo y no es justo ni contigo ni con tu médico, que ambos pierdan tiempo en una rutina adelgazante que no se va a cumplir. Además, porque el hecho de probar con una y otra dieta, lo único que hace en ti es aumentar tus sentimientos de culpa, ansiedad y frustración, y puedan llevarte a comer aún más.

En otras palabras, lo que debes buscar antes de comenzar a adelgazar es ser sincera contigo misma y tomar conciencia de que si vas a comenzar con un proceso como este, entonces deberás dar lo mejor de ti y no claudicar ante el primer antojo que se te atraviese.
Aunque te estés muriendo de las ganas de tener el cuerpo curvilíneo de una modelo justo ahora, no te desesperes y mejor toma las medidas necesarias antes de dejar atrás esos kilos de más
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 7801 veces