Inicio > Noticias > 2005 > Muchas operaciones de obesidad son 'pan para hoy hambre para mañana'

Muchas operaciones de obesidad son 'pan para hoy hambre para mañana'

Muchas de las operaciones contra la obesidad que ofrecen los centros médicos son 'pan para hoy y hambre para mañana', según el presidente de honor de la Sociedad Española de Cirugía de la Obesidad (SECO), Aniceto Baltasar Torrejón.

Como ejemplo citó el método del Balón intragástrico; 'un tratamiento puntual para una enfermedad perenne' ya que, 'sólo tiene sentido desde el punto de vista del márketing' pues para los cirujanos resulta un 'escándalo'.

Estas declaraciones fueron realizadas por Aniceto Baltasar Torrejón, durante la celebración del curso 'Cirugía de la obesidad mórbida: Una epidemia del siglo XXI', en los cursos de verano que la Universidad Complutense de Madrid organiza en El Escorial.

'La obesidad es la enfermedad crónica que más crece en el mundo y que cada vez afecta a más niños, siendo España el tercer país en crecimiento de obesidad mórbida entre la población infantil', afirmó el experto.

Para Aniceto Baltasar, si la anorexia fue una de las enfermedades más alarmantes del siglo XX, la obesidad lo será en los próximos años: El sedentarismo, la comida rápida y la televisión han provocado que muchas personas cambien su estilo de vida, siendo este hecho, una de las principales causas de la obesidad mórbida.

Sin embargo, en opinión del secretario del curso, Santiago Tamames, la única solución a este problema es el cambio de hábitos, ya que las intervenciones quirúrgicas no se realizan en pacientes menores de edad.

El director de este curso, Antonio José Torres García, señaló a EFE que la obesidad 'es la segunda causa de muerte evitable después del tabaco; si el tabaco fue la epidemia del siglo XX, la obesidad mórbida es la del siglo XXI', subrayó.

Torres coincidía con el resto de los ponentes en afirmar que el cambio en los hábitos y la televisión son un factor decisivo en el desarrollo 'espectacular' de esta enfermedad.

Sin embargo, 'el obeso hoy en día no se considera un enfermo', señaló el director del curso, 'y los que acuden a operarse lo hacen por una cuestión estética, cuando para los médicos se trata exclusivamente de una cuestión de salud'.

Los ponentes explicaron en diferentes conferencias las complicaciones y beneficios de los distintos tipos de intervenciones en obesos mórbidos.

Durante su intervención, el profesor de Medicina de la Universidad de Génova, Nicola Scopinaro, explicó 'los grandes beneficios' de la 'Derivación biliopancreática', que fue inventada en 1972 por este profesor.

Para llevar a cabo este tratamiento se debe realizar una intervención de cirugía general 'que no tiene una gran complicación ni riesgo', por la cual el paciente logrará 'perder peso de manera indefinida'.

Según explicó Scopinaro, una vez realizada la intervención 'por encima de un nivel, el cuerpo no absorbe más calorías aunque se produzca una gran ingesta de alimentos', subrayó.

De este modo, la pérdida de peso es progresiva y, lo más importante, definitiva, afirmó el doctor.

Además, este tratamiento actúa también sobre la diabetes y el colesterol ya que, en el caso de la diabetes, 'la mortalidad de obesos con esta enfermedad descendió del 28 al 12 por ciento', diez años después de haber realizado una derivación biliopancreática.

Asimismo, el doctor aseguró que con este tratamiento se produce una reducción del 30 por ciento en niveles de colesterol normal y un 45 por ciento en niveles de colesterol muy alto.

Pero perder peso 'tiene su precio', indicó el especialista ya que, 'aunque no son muchas las contraindicaciones', sí existen 'ciertos riesgos' a la hora de realizar este tipo de intervención.

El doctor señaló algunas 'complicaciones tardías' como la anemia, la desmineralización ósea o la úlcera de estómago, si bien, esta última complicación, sólo se produce en fumadores.

No obstante, Scopinaro señaló como el factor de mayor riesgo la malnutrición proteica, debido a la 'falta de colaboración por parte del paciente a la hora de mantener ciertas reglas meses después de la operación'.

Los ponentes reunidos esta semana en El Escorial fueron unánimes en cuanto a las causas de esta enfermedad que, hace unos años, se creía que se debía únicamente a un factor genético y reiteraron la necesidad de un cambio en los hábitos de la sociedad.
Muchas de las operaciones contra la obesidad que ofrecen los centros médicos son 'pan para hoy y hambre para mañana', según el presidente de honor de la Sociedad Española de Cirugía de la Obesidad (SECO), Aniceto Baltasar Torrejón.
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 5911 veces