Inicio > Noticias > 2005 > Los niños se ponen a dieta

Los niños se ponen a dieta

Los bebés muy regordetes atraen la mirada y resultan simpáticos pero pueden haber empezado a dar forma a un cuerpo con sobrepeso que pediatras y nutricionistas aconsejan poner rápidamente a dieta

No se les califica de obesos, pero sí de precursores de unos niños que crecerán con los depósitos celulares proclives a sufrir esa enfermedad que, en un 75% de los casos, mantendrán de adultos. El fenómeno ya no es hipotético --un 12 % de los catalanes menores de 14 años sufren obesidad, el doble que hace 10 años--, por lo que la infancia empieza a protagonizar los manuales dietéticos y de consejos adelgazantes que hasta hace poco la excluían.

"Empiece por plantearse si está sobrealimentando al niño; puede pasarle a los mejores padres", propone uno de esos libros, Niños en forma (Pearson Alhambra), que marca la dieta ideal de los bebés --a partir del mes de vida--, o las proporciones de los alimentos óptimos, pero apetecibles, que deberían comer los niños en la primera quincena de su vida. El eje principal del libro no es la nutrición infantil convencional, sino cómo evitar que los niños engorden de forma insana.

Mantener al pequeño lo más lejos posible del televisor e iniciarlo, a partir de los 7 años, en una tabla de ejercicios abdominales con flexiones de tronco y cadera, son algunos de los complementos contra el sobrepeso que sugiere el manual. De lo contrario, alerta, el niño puede sufrir muy pronto los trastornos colaterales del sobrepeso: intolerancia a la práctica de deportes, dificultad para respirar de día o de noche, hipertensión, diabetes y depresión.

RACIONES MODERADAS Los menús aconsejados contienen purés de verduras, filetes de pavo o pescado, fruta diaria, arroces y patatas, cocinados con poco aceite, y de oliva. Las proporciones son moderadas y, desde luego, nunca en consonancia con la tendencia big de la actual comida rápida. "Una hamburguesa fast food pesaba 45 gramos en 1955 y superaba los 225 gramos en el 2002 --dice Niños en forma--. Los mayores paquetes de patatas fritas de 1955 no llegaban a los 70 gramos, y los de hoy no bajan de los 200 gramos".

Traducido a calorías --unidades de energía de los alimentos--, un paquete de patatas fritas de hace 50 años tenía 210 y 10 gramos de grasa, mientras que uno del 2002 contiene 610 calorías y 29 gramos de grasa.

Ese agrandamiento de las raciones, muchas veces a un precio de oferta, es uno de los factores que explican el constante aumento en las cifras de niños y jóvenes obesos, asegura el doctor Antonio Carrascosa, jefe de Pediatría en el Hospital de Vall d´Hebron y autor de un exhaustivo estudio sobre la evolución del peso y la altura de los adolescentes de Barcelona. "La moda big... debería estar prohibida --afirma Carrascosa--. No es sano que se estimule comer el doble por el mismo precio, ni que se ingieran calorías innecesarias".

Los bebés muy regordetes atraen la mirada y resultan simpáticos pero pueden haber empezado a dar forma a un cuerpo con sobrepeso que pediatras y nutricionistas aconsejan poner rápidamente a dieta
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 3378 veces