Inicio > Noticias > 2005 > Las francesas no engordan

Las francesas no engordan

Pero lo que hace tan interesantes los hábitos alimenticios de los franceses (y tal vez tan instructivos para los estadounidenses) no es lo que comen, sino cómo lo comen

No va a encontrar papas "a la francesa" en la dieta francesa.

Tampoco hamburguesas. Los franceses son muy selectivos con lo que comen, y aunque son fanáticos de las películas de Hollywood, no son grandes aficionados al alimento chatarra estadounidense.

Esa es la aseveración en que se basa el nuevo libro Las francesas no engordan: el secreto de comer por placer.

Escrito por el francés Mireille Guiliano, director de Clicquot Inc., subsidiaria con sede en EU de la famosa champaña Veuve Clicquot (Viuda de Clicquot), el libro añade combustible nuevo al debate que se da desde hace tiempo en EU, sobre cómo perder peso y evitar que se aumente de nuevo.

Confesamos que hemos perdido la pista a cuántas dietas, gurús y libros de dieta se encuentran en la actualidad en el mercado, todos con la promesa de tener el secreto para perder peso.

La última adición a la locura de las dietas es algo que la gente llama la "píldora mágica". Un nuevo medicamento para perder peso, Acomplia, que tiene a la gente babeando (perdone la expresión) y ni siquiera se ha aprobado todavía.

La publicidad sugiere que el medicamento no sólo ayuda a perder peso sino que reduce el colesterol y la presión sanguínea. La leyenda dice que el medicamento, además, puede ayudarlo a dejar de fumar.

¿Por qué las personas siempre hacen que perder peso sea tan complicado? De acuerdo al director de Clicquot, Guiliano, el secreto de la dieta francesa no es tan secreto. Se trata de comer alimentos apropiados, relajarse y dedicar tiempo a saborear cada bocado. Así de simple.

Pero puede no ser fácil. Millones de personas en EU y muchos países occidentales se atragantan con alimentos chatarra, comen apresurados de pie o tarde en la noche y cargan sus platos con grandes porciones.

Acepte el consejo de los franceses. Coma con lentitud.

Pero lo que hace tan interesantes los hábitos alimenticios de los franceses (y tal vez tan instructivos para los estadounidenses) no es lo que comen, sino cómo lo comen
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 11924 veces