Inicio > Noticias > 2005 > La salud como espejo de la sociedad

La salud como espejo de la sociedad

La mayoría de los jóvenes en Suiza afirma gozar de buena salud, pero uno de cada tres sufre problemas afectivos o relacionales

Son los resultados del estudio SMASH 2002, basado en una encuesta a 7.400 adolescentes y llevado a cabo por el Instituto de Medicina Social y Preventiva de Lausana, el Instituto de Psicología de la Universidad de Berna y la Oficina de Promoción y Valoración Sanitaria del cantón Tesino.

La gran mayoría de los jóvenes en Suiza se sienten sanos. No obstante, uno de cada tres afirma tener dificultades de carácter afectivo o relacional.

El estudio revela además que en los últimos diez años ha aumentado el consumo de alcohol y drogas entre la población joven, en edades comprendidas entre los 16 y 20 años.

Asimismo se observa un deterioro de la salud mental y un incremento de las conductas adictivas en esa franja de edad.
 
Causas sociales
 
Las causas del malestar que sienten muchos jóvenes se deben fundamentalmente a factores sociales como pueden ser la falta de lazos afectivos con los adultos que consideran como personas de referencia.

A ello se suma la creciente competitividad que caracteriza a la sociedad moderna.

“Hay jóvenes muy vulnerables que se sienten incapaces de hacer frente al estrés que les produce la incertidumbre sobre su futuro profesional”, explica a swissinfo Pierre-André Michaud, uno de los autores del estudio.

Es esa sensación de desamparo la que lleva a muchos jóvenes a buscar refugio en las drogas o en el alcohol.

Pero cuando un joven señala que no goza de una buena salud, se refiere no solamente a un problema físico, sino sobre todo de índole psicosocial.
 
A disgusto con su aspecto físico
 
De hecho, el 5% de los encuestados califica su estado de salud de mediocre o incluso malo. El 35% de las chicas y el 20% de los chicos confiesa que hay momentos en los que están deprimidos y sienten la necesidad de recibir apoyo externo.

También es frecuente que los adolescentes se encuentren a disgusto con su aspecto físico. Es una sensación que experimentan, sobre todo, las chicas.

Una de cada cuatro reconoce no estar satisfecha con su cuerpo y una de cada siete quiere perder peso.

Según los investigadores, estas cifras deben incitarnos a reflexionar sobre la influencia que tiene la publicidad y el culto a la imagen en nuestra sociedad.
 
Alcohol y tabaco
 
Es muy probable que ese malestar consigo mismo sea la causa por la que haya cada vez más jóvenes que buscan alivio en el tabaco y en el alcohol.

Uno de cada tres se declara fumador regular, mientras que el consumo de alcohol ha aumentado, sobre todo en la población femenina joven.

Pierre-André Michaud atribuye esta evolución a la moda de las bebidas de diseño conocidas bajo el término general de ‘alcopops’.

Las estados de embriaguez son frecuentes en ambos sexos. El 60% de los chicos y el 40% de las chicas reconocen haberse emborrachado al menos una vez en los 30 días que precedieron a la encuesta.

Además, el estudio revela que el consumo de cáñamo se produce a una edad cada vez más precoz y aumenta, al igual que el consumo de otras drogas como el LSD, el ‘ecstasy’ o la cocaína.
 
Violencia y suicidio
 
Un dato positivo es que se observa una disminución de la violencia, tanto activa como padecida, en el último decenio, aunque sigue siendo un fenómeno frecuente.

El 18% de la chicas y el 25% de los chicos han sido víctimas de un robo o de violencia física en el año precedente a la encuesta.

Considerable es también el número de tentativas de suicidio: cerca del 8% de las chicas y el 3% de los chicos confiesan que han intentado quitarse la vida.

Según señala Pierre-André Michaud, “hay que sumar esfuerzos para brindar un mayor apoyo a las familias”.

Y es que uno de los datos sorprendentes que se desprende del estudio es que “la familia desempeña un papel importantísimo también durante los últimos años de la adolescencia”, subraya.

De hecho, es en el seno de la familia donde los jóvenes declaran sentirse más seguros y comprendidos. Generalmente suelen confiar en los padres. Y cuando tienen algún problema de salud, escolar o psicológico suelen buscar apoyo en la familia o recurrir a sus amigos.
La mayoría de los jóvenes en Suiza afirma gozar de buena salud, pero uno de cada tres sufre problemas afectivos o relacionales
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 2606 veces