Inicio > Noticias > 2005 > La obesidad infantil no se determina sólo comparando peso y estatura

La obesidad infantil no se determina sólo comparando peso y estatura

Un respetado grupo médico ha instado a los pediatras a no limitarse a aplicar las tablas generalizadas de peso y altura para determinar si un niño es demasiado gordo

Importantes grupos de médicos y pediatras utilizan las tablas de altura y peso que dan como resultado el llamado índice de masa del organismo o BMI por sus siglas en inglés.

Pero no hay pruebas fehacientes de que todos los niños con un BMI alto necesiten bajar de peso para estar saludables, y no hay pruebas tampoco de que el asesoramiento de un pediatra dé como resultado una pérdida de peso y mejore la salud del niño, dijo en un informe la Comisión de Servicios Preventivos de Estados Unidos.

El informe coincidió con un aumento en la preocupación acerca de la obesidad en EE.UU., donde se calcula que un 15 por ciento de los escolares son obesos y un 30 por ciento tienen exceso de peso.

El BMI puede ser bastante efectivo en la tarea de identificar a los niños que tengan problemas de peso, dijo la doctora Virginia Moyer. Pero no puede determinar si la masa del organismo es mayormente grasa o tejidos magros, y no todos los niños con BMI elevados necesitan perder peso, dijo Moyer, que es profesora de pediatría del Centro de Ciencias Médicas de la Universidad de Texas en Houston.

La doctora recomendó a los médicos que investiguen los aumentos bruscos de peso que no van acompañados por los correspondientes aumentos de estatura. "El problema es que no sabemos qué hacer acerca de ello", dijo Moyer.

El artículo, publicado en la edición de julio de la revista Pediatrics, dijo que se requieren más investigaciones para determinar los elementos que permitirían identificar a los niños demasiado gordos y suministrarles tratamiento.

El informe observa que será necesario algo más que una visita al médico para combatir la obesidad, pero indica además que los pediatras tienen el prestigio necesario en su comunidad para ayudar a introducir cambios que pueden mejorar la salud infantil.

Entre esos cambios figurarían la inclusión de más actividad física en las escuelas y la creación de mayores espacios para el ejercicio, dijo la doctora Evelyn Whitlock, que colaboró con el informe de la comisión.

Un respetado grupo médico ha instado a los pediatras a no limitarse a aplicar las tablas generalizadas de peso y altura para determinar si un niño es demasiado gordo
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 6503 veces