Inicio > Noticias > 2005 > La obesidad infantil

La obesidad infantil

Se debe tener en cuenta que un niño con sobrealimentación durante la infancia tiene entre 60-80 % de probabilidades de ser obeso cuando es adulto

Un aumento de peso durante la infancia es producto de una alimentación desequilibrada y una vida sedentaria, lo que puede llevar a mayores problemas de carácter nutricional como la obesidad infantil. Conocer los factores que predisponen a ella nos ayudará a prevenir su aparición desde la infancia. La obesidad es la forma más frecuente de malnutrición en los países desarrollados donde la ingesta de alimentos energéticos supera el gasto de energía y por ende se almacenan en el organismo como tejido graso.

Se debe tener en cuenta que un niño con sobrealimentación durante la infancia tiene entre 60-80 % de probabilidades de ser obeso cuando es adulto, por eso es muy importante que padres, educadores y profesionales de la salud tomen las medidas preventivas correspondientes para que el sobrepeso no se prolongue a la vida adulta del niño.

La obesidad infantil puede generar complicaciones como: deficiencias respiratorias, diabetes infantil, problemas ortopédicos, colesterol, hipertensión.

¿Genes o estilo de vida?

A finales de los ochenta se han identificado diversos genes candidatos a la predisposición genética de padecer obesidad. Aún así no se debe descuidar el papel que juega el ambiente porque el estilo de vida influye de manera decisiva en los hábitos alimentarios del niño.

Factores que predisponen a la obesidad:

o Sedentarismo: ir al colegio en auto o colectivo, subir en ascensor, participar en actividades extraescolares sedentarias (manualidades, idiomas, computación), exceso de horas de televisión.

o El tipo de alimentos que se consumen, ya que a los niños con frecuencia le gustan muy poco las verduras y las frutas, pero, les encantan las grasas animales y el azúcar(papas fritas, milanesas, hamburguesas, golosinas)

o Rechazo de alimentos nuevos: generalmente es dificil la incorporación de aquellos alimentos que nunca han comido.

o Comen füera de las comidas principales alimentos con alto nivel calórico, y cuando deberían consumir aquellos alimentos portadores de nutrientes esenciales ya no tienen apetito.

La alimentación también se educa

Agunos aspectos sobre los que se debe incidir para conseguir hábitos alimentarios saludables son:

o Un buen desayuno, ya que es la primera comida del día y la que tiene mayor incidencia en el rendimiento escolar. El desayuno puede estar compuesto por: leche o yogur, cereales, pan, quesos, frutas, jugos exprimidos, licuados de fruta con leche.

o Desarrollar el gusto por las verduras y las frutas, para ello se sugiere mezclar pequeñas cantidades de verduras y frutas en preparaciones que disimulen su presencia como por ejemplo:

fideos de colores con verduras, croquetas de papa con tomate y queso, pizza con vegetales, postres con colchones de manzana o durazno, tortas invertidas con manzana o peras, jugos o licuados de diferentes frutas y colores (kiwi, frutilla y naranja)

o Evitar que piquen entre horas: distribuir los alimentos en las 4 comidas principales: desayuno, almuerzo, merienda y cena.

o No forzarlos a comer cuando no tienen hambre

o Acostumbrarlos a masticar despacio y a levantarse de la mesa sin sensación de hambre.

o Estimularlos para que realicen actividad fisica que les resulte placentera y recreativa.

Se debe tener en cuenta que un niño con sobrealimentación durante la infancia tiene entre 60-80 % de probabilidades de ser obeso cuando es adulto
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 3650 veces