Inicio > Noticias > 2005 > La nutrición es cosa seria

La nutrición es cosa seria

"Los latinos sufren fundamentalmente de tres males relacionados con la nutrición: obesidad, diabetes y las enfermedades del corazón"

La nutrición es tan importante para la salud como lo son las alas para un ave. Es decir, sin unos correctos hábitos alimenticios su salud caerá en picada como le ocurriría a un ave que, en pleno vuelo, pierda el control sobre sus alas.

Para los latinos residentes en Estados Unidos, y más aún en una ciudad tan agitada como Nueva York —donde el tiempo corre tan rápido que ni se deja ver— las costumbres alimenticias sufren un serio desvarío, que puede traer repercusiones fatales para la salud.

“En nuestro países estábamos acostumbrados a ciertas comidas tradicionales, que daban cierta continuidad a nuestra dieta —dice la doctora Judith Rodríguez, autora del libro ‘Contemporary Nutrition For Latinos’— ahora la dieta es distinta y variada, lo que no nos permite tener un control sobre los alimentos que ingerimos”.

El exceso en azúcares y grasas, elementos abundantes en la comida americana, es de niveles abrumadores. Dicha costumbre viene de tiempo atrás y está profundamente arraigada en Occidente. El historiador británico Noel Deer, por ejemplo, asegura que al repasar la historia de la esclavitud, no es exagerado calcular que se comerciaron 20 millones de africanos, siendo dos terceras partes de ellos pagados con azúcar.

Las grasas son también un “problema de peso” en Norteamérica. Si bien son necesarias para el buen funcionamiento del metabolismo, existe una variedad de grasas que puede traer consecuencias indeseables.

Así pues, el cambio de los jugos y el agua por la soda; de las frutas y los quesos por las “chips”, son detalles en apariencia minúsculos pero de una incidencia considerable.

Además, la comida procesada, tan poco usual en Latinoamérica, es una constante sorprendente en este país. Enlatados, cereales, postres y carnes son parte de una extensa lista de alimentos que sufren cambios en su contenido natural y que, en ocasiones, pueden ser nocivos para la salud.

Como consecuencia, los latinos sufren fundamentalmente por tres enfermedades que se relacionan con los hábitos de nutrición. Estas son la obesidad, la diabetes y las enfermedades del corazón.

En Estados Unidos del 33 al 42% de la población adulta sufre de obesidad, incluyendo en esas estadísticas a mexicanos-americanos, africanos-americanos y otras minorías; dos millones de latinos en los Estados Unidos tienen diabetes, es decir, uno de cada ocho; 930 mil personas mueren a causa de las enfermedades cardiovasculares, siendo esta la primera causa de mortalidad en Estados Unidos.

Pero como todos los problemas de la vida, esto tiene solución. Rodríguez, quien ofrece una guía bastante adecuada en su libro, además comparte algunos de sus consejos con la comunidad: “Debemos cambiar nuestras costumbres y adaptarnos a esta nueva vida, tratando de crear un hábito saludable. Si cuando vamos al mercado nos acostumbramos, por ejemplo, a llevar un sustituto de azúcar en vez del azúcar regular, agua y leche baja en grasa en vez de sodas, o un aceite de oliva en vez de la manteca, estaremos dando el primer paso para evitar esas enfermedades”.

Además es importante regular la dieta. Los alimentos que deben ser ingeridos con mayor frecuencia —de 6 a 11 porciones al día— son los cereales, el pan, el arroz y las pastas. Las frutas y los vegetales, dotados con una amplia variedad de vitaminas, minerales y fibras, son el segundo grupo en importancia. Se deben incluir de tres a cinco porciones de vegetales y de dos a cuatro de frutas en un día.

Es ideal consumir de dos a tres porciones de leche, yogurt y queso; al igual que de carnes, granos secos y huevo. Las grasas, los aceites y el azúcar deben ser consumidos moderadamente. No es necesario que los deje, pero disfrútelos de vez en cuando, como un merecido premio a un dieta saludable.

Recuerde que la situación es seria, así que no vaya a permitir que el afán termine por conducirlo a una muerte temprana. Cuide su cuerpo —porque no tiene garantía— y dedíquele más tiempo del acostumbrado, empezando por escoger sus alimentos.

"Los latinos sufren fundamentalmente de tres males relacionados con la nutrición: obesidad, diabetes y las enfermedades del corazón"
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 2668 veces