Inicio > Noticias > 2005 > La influencia de las madres en la dieta de los adolescentes y el peso

La influencia de las madres en la dieta de los adolescentes y el peso

Los investigadores dicen que la mejor apuesta de los padres: Es tener un papel saludable que sirva de inspiración a los niños

Los adolescentes parecen estar distantes pero ellos tranquilamente notan lo que sus madres parecen pensar sobre sus pesos.

Sus percepciones - correctas o no - a veces afectan el interés del adolescente en cuanto a la dieta, según un estudio publicado en los Archivos de Pediatría & Medicina del Adolescente (Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine).

El estudio muestra que los adolescentes tienen más probabilidades de querer ser más delgados y hacer dieta frecuentemente si ellos creían correctamente que sus madres quieren que sean flacos o delgados.

Los investigadores que trabajaron en el estudio incluye a Alison Field, ScD, de la Escuela de Medicina de Harvard, Boston's Brigham & el Hospital de Mujeres y el Hospital de los Niños en Boston (Medical School, Boston's Brigham & Women's Hospital, and Children's Hospital in Boston).

Creencias Importantes

Field y sus colegas dieron encuestas a más de 9,000 niñas y niños de edad entre 11-18 años. Las madres de los estudiantes también participaron.

Las encuestas cubrieron la imagen corporal y el peso. Los temas para las niñas adolescentes incluyeron:

  • ¿Qué importante es para ti ser delgada?
  • ¿Qué a menudo usted ha hecho dieta para perder peso o no subir de peso, el año pasado?
  • ¿Cuánto esfuerzo ha hecho en el último año para tratar de parecerte a las niñas o mujeres de la televisión, las películas o las de las revistas?
  • ¿Qué importante es para tu madre que tú seas delgada?

Las encuestas de los niños fueron redactadas un poco diferentes. Sus preguntas se enfocaron en no ser gordo.

"Los sujetos masculinos tiene más probabilidades de enfocarse en querer aumentar la tonificación de los músculos, en lugar de ser delgados," escriben los investigadores.

A las madres se les preguntó qué a menudo, el año pasado, ellas querían o trataron de perder peso.

Muchos jóvenes haciendo dietas

Muchos adolescentes - especialmente las niñas - expresaron el deseo de estar delgadas.

Un tercio de las niñas informaron que pensaban frecuentemente en estar delgadas. Lo mismo el 8% de los niños.

Casi una de 10 niñas (8%) había hecho dietas frecuentemente en el último año. Una dieta frecuente fue definida como hacer dieta todos los días o de dos a seis veces semanalmente.

El estudio muestra que las niñas tenían más probabilidades de hacer dieta si sus madres lo habían hecho en el último año.

Interés en hacer dieta

Los adolescentes expresaron más interés en estar delgados (para las niñas) o no gordos (para los niños) si ellos pensaban que sus mamás querían que ellos fueran delgados o flacos.

Las niñas fueron particularmente sensibles a estas percepciones. Aun cuando las niñas estaban totalmente equivocadas al pensar que sus mamás querían hijos delgados, tendían a un destacado interés en hacer dietas.

Eso es en comparación a las niñas que sabían que a sus mamás no les importaba si ellas estaban delgadas.

Lo mismo no fue cierto para los niños. Ellos solamente informaron que pensaban bastante en no estar gordos si realmente le importaba a sus mamás.

Andando con cuidado

Muchos adultos y niños enfrentan problemas de peso. Los kilos de más pueden traer riesgos para la salud (aunque no cada quien que tiene sobrepeso tiene una mala salud). Sin embargo, obsesionarse sobre el peso no es saludable tampoco.

"Los altos niveles de preocupación con el peso están asociados con la iniciación en el uso de comportamientos no saludables hacia el control de peso," escriben los investigadores.

"Es esencial conseguir un balance entre promover un peso saludable y no colocar mucho énfasis en la importancia del peso," continúan escribiendo los investigadores.

Consejos de los investigadores para los padres

Field habló con WebMD a comienzos de este año sobre como los padres pueden ayudar a sus hijos a lograr un peso saludable.

Su nuevo estudio incluye estos consejos para los padres:

  • Sepa que su dieta y sus creencias sobre el peso se pasa a sus niños.
  • Sea un modelo saludable.
  • Haga actividad física y tenga una buena nutrición como parte de su vida diaria.
  • No haga ejercicio o se alimente de forma saludable solo para perder peso.

  • Los doctores deben también enfatizar los beneficios de la actividad física que no están relacionados con el peso, tales como, la autoestima, informan los investigadores.

    Los investigadores dicen que la mejor apuesta de los padres: Es tener un papel saludable que sirva de inspiración a los niños
    Evaluación actual: 0 (0 votos)
    Nota vista: 5643 veces