Inicio > Noticias > 2005 > La dieta de los mayores en España es más equilibrada que la del resto de la población

La dieta de los mayores en España es más equilibrada que la del resto de la población

La dieta de los mayores en España parece más equilibrada que la del resto de la población aunque el peso corporal no se corresponde con la ingesta de alimentos; debido, sobre todo, a los hábitos nutricionales inapropiados adquiridos en edades previas, según datos del "Informe 2004. Las personas mayores en España" presentado hoy por el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales

Un 86 por ciento de los mayores toman fruta fresca a diario y sólo lo hace el 59,3 por ciento de los que tienen de 16 a 44 años, mientras que la carne a diario es consumida por el 14,4 por ciento de las personas de edad, pero la consumen el 22,8 por ciento de los jóvenes y adultos. Los mayores también ingieren más verdura y hortalizas y mucho menos embutidos y fiambres.

Pero el peligro, según indica el informe, existe en edades previas, pues la cronicidad de enfermedades motivadas por dietas insanas se arrastra hasta la vejez, aunque en ésta se modifiquen algunos hábitos. Aún así, más de tres cuartas partes de la población de 65 a 79 años tienen sobrepeso.

En lo que respecta al tabaco, entre la población mayor, los hombres fuman en mucha mayor proporción que las mujeres y además, han dejado de hacerlo en proporciones muy altas debido a normas y costumbres sociales -el 95 por ciento de las mujeres de edad nunca fumaron-.

Otra cuestión diferente es el consumo de alcohol, puesto que uno de cada cuatro mayores beben vino diariamente, los varones en proporciones que triplican o cuadriplican a las mujeres (40,2 por ciento frente a 18,6).

El 19 por ciento de todos los accidentes los padecen las personas de edad destacando los, domésticos y de tráfico, según explica el informe. Las caídas en el hogar son las más frecuentes y se incrementan con la edad y aunque decrece la siniestralidad por accidente de tráfico, cambia el patrón de conductor y pasajero a peatón como víctima de atropello, especialmente en las zonas urbanas -el 45,2 por ciento de todos los ciudadanos atropellados en zona urbana son mayores-.

ESTADO DE SALUD
Apenas el 40 por ciento de la población mayor manifiesta tener un estado de salud bueno o muy bueno, aunque con una ligera tendencia creciente. Uno de cada cuatro mayores lo declara malo o muy malo.

Esto se corresponde con el dato de que casi uno de cada dos personas mayores declaró haber padecido alguna enfermedad en el último año que le ha limitado su actividad habitual.

Así, el tipo de dolencia predominante declarada por los mayores es osteomuscular, especialmente por las mujeres ya que los hombres señalan más problemas del corazón y aparato respiratorio. Mientras, los médicos diagnosticaron a los mayores principalmente, hipertensión arterial (37,7 por ciento), seguido del colesterol elevado y las enfermedades del corazón. Además, una de cada diez personas de edad tiene diagnosticada una depresión, siendo las mujeres las más afectadas aunque la muerte por suicidio o lesiones autoinflingidas -que se incrementa con la edad- es mayor en varones.

En cuanto a las enfermedades más frecuentes, el 23 por ciento de las personas de a partir de 65 años atendidas en un hospital, tenían enfermedades circulatorias- primera causa de muerte-; un 12,5, por causas digestivas; un 12,4, respiratorias y un 11, para el tratamiento de cáncer.

El cáncer, segunda causa de muerte y quinta de hospitalización, está más distribuido entre todos los grupos de edad pero la tasa de mortalidad entre adultos de 45-54 años y de a partir de 85, sólo se ha multiplicado por dos, cuando la media lo hace casi por cuatro.

Entre las personas de edad, indica el informe, ocupan el primer lugar en orden de mortalidad los varones viudos, seguidos de los varones solteros, las mujeres viudas y solteras, los varones casados, separados y las mujeres casadas y separadas.

CONSUMO DE MEDICAMENTOS
En las recetas médicas las cifras crecen significativamente a partir de los 50 años, pero sobre todo existe un crecimiento notable entre las mujeres de edad. De este modo, la mayor parte de la factura farmacéutica pública es consumida por los pensionistas -77,4 por ciento de todo el gasto que supone 1,1 billones de pesetas-.

Además, un 37,8 por ciento de las personas de a partir de 65 años ha consultado con algún médico en las dos últimas semanas, sin embargo, destacan las escasas visitas al dentista y al ginecólogo.

Las tasas de utilización hospitalaria también se incrementan a partir de esta edad.
La dieta de los mayores en España parece más equilibrada que la del resto de la población aunque el peso corporal no se corresponde con la ingesta de alimentos; debido, sobre todo, a los hábitos nutricionales inapropiados adquiridos en edades previas, según datos del "Informe 2004. Las personas mayores en España" presentado hoy por el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 3489 veces