Inicio > Noticias > 2005 > En Argentina, en 180 días definirán la variedad de talles de ropa para jóvenes

En Argentina, en 180 días definirán la variedad de talles de ropa para jóvenes

Contra la discriminación: deberán cumplir con la norma todos los comercios de la provincia de Buenos Aires

En los próximos 180 días, y tras una ronda de consultas, quedará definida la variedad de talles que deberán exhibir y comercializar los negocios de indumentaria de la provincia de Buenos Aires, a raíz de la reciente reglamentación de la ley 12.665, que establece la obligación de ofrecer "todos los talles correspondientes a las medidas antropométricas de la mujer adolescente".

La ley fue aprobada por unanimidad el 8 de marzo de 2001, en una sesión especial realizada en el Senado provincial por el Día Internacional de la Mujer. Sólo cuatro años después, el 4 de mayo último, fue reglamentada. Anteayer, finalmente, fue promulgada.

Las medidas citadas en la ley son las establecidas por las normas IRAM. Esto no sólo significa que los comercios deberán tener en stock talles grandes, sino también que tendrán que corregir la marcación de las tallas. Los fabricantes deberán cambiar las actuales denominaciones -S (pequeño), M (medio), L (grande) y XL (extra grande)- por números.

El objetivo de las dos modificaciones promovidas por la nueva legislación es proteger la salud de las adolescentes; específicamente, prevenir casos de bulimia y anorexia. El efectivo cumplimiento de la norma será controlado por el Ministerio de la Producción, por medio de la Dirección Provincial de Comercio, y los 134 municipios de la provincia.

También podrán hacerlo las adolescentes, pues la "ley de los talles" se regirá por el Código del Consumidor (ley 13.133), que habilita a los clientes a denunciar a quienes incumplen la ley y hasta llegar a una instancia de conciliación.

Comerciantes y fabricantes dispondrán de 180 días para adecuarse a la norma. En dicho período, la Dirección Provincial de Comercio organizará reuniones con distintas cámaras empresarias para consensuar la variedad de talles: de ese debate surgirá cuál será el más pequeño que pueda ofrecerse y cuál el más grande.

Por lo demás, Ana Serrano, a cargo de la dirección, consideró que no existirán otros inconvenientes: "Siempre que el Estado deja de estar ausente, existe algún sector que se resiente. En este caso, sólo pueden ser algunas líneas y marcas. Pero es necesario pensar en el bien común".

Por algo hay que empezar

Al preguntársele por qué la ley sólo contempla a las adolescentes, la funcionaria explicó que "por algo hay que empezar y se reglamentó una ley que existía desde 2001. La idea es ampliar esto, pues la discriminación también ocurre con las adultas, con los hombres y las personas mayores".

El incumplimiento de la ley 12.665 podrá ser sancionado con multas de entre $ 100 y $ 500.000, y con la clausura, en el caso de reincidencia.

"Son sanciones administrativas, por lo que pueden ser apeladas en la Justicia", explicó Serrano.

La autora del proyecto que en 2001 se convirtió en ley, la ex diputada María del Carmen Banzas, consideró en los fundamentos que "es el mercado adolescente el más vulnerable y más buscado por las estrategias de mercadotecnia. Esto convierte a las adolescentes en los objetos más probables de afección de trastornos del comportamiento alimentario. Es imposible que esos vestidos de talle mínimo se adapten a las curvas naturales de la mujer media".

Serrano, por su parte, expresó que la instrumentación de la ley significará "un cambio en la manera de comercializar". Las autoridades estiman que los controles comenzarán entre noviembre y diciembre próximos.
Contra la discriminación: deberán cumplir con la norma todos los comercios de la provincia de Buenos Aires
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 3977 veces