Inicio > Noticias > 2005 > El ex presidente Bill Clinton emprende cruzada contra la obesidad infantil

El ex presidente Bill Clinton emprende cruzada contra la obesidad infantil

El próximo mes, pondrá en marcha una estrategia nacional que busca reducir ese problema de salud, a lo largo de los próximos 10 años

La nueva misión se suma a su cruzada por llevar alivio a las víctimas del tsunami en Asia y combatir la pobreza en África.

El tema de la obesidad afecta a Clinton directamente. De joven, él mismo fue un gordito que alcanzó a pesar casi 100 kilos cuando no había cumplido aún los 15 años.

Durante sus ocho años en la Casa Blanca, fueron famosas sus "batallas" con el peso. Ávido consumidor de "comida chatarra", Clinton fluctuaba entre dietas y largas trotadas por los predios de su residen-cia en Washington para tratar de compensar su voraz apetito.

En Estados Unidos, el 16 por ciento de la población infantil –unos 12 millones– tiene problemas de sobrepeso. Las tazas de obesi-dad en niños menores de 5 años se han duplicado en las últimas tres décadas. Mientras que el porcentaje de adultos con algunos kilos de más ya supera el 60 por ciento.

Inspiración

Lo curioso es que la inspiración de Clinton llegó de un viaje por África en el que presenció de primera mano la desnutrición de miles de niños: el problema contrario al que padecen los de su país.

Según el propio ex presidente, gracias a los malos hábitos alimenticios esta podría ser la primera generación de estadounidenses que vivirán menos años que sus padres.

El ‘Plan antigordos’ de Clinton, que fue diseñado con la ayuda del Asociación Americana para el Corazón, es, esencialmente, su propia historia. Clinton visitará decenas de escuelas en todo el país para contarle a los niños sus padecimientos con los kilitos de más y las consecuencias que le acarrearon. Como se recuerda el ex presidente estadounidense se sometió el año pasado a dos operaciones para destapar arterias obstruidas probablemente por la acumulación de colesterol.

Según Clinton, las charlas no serán suficientes mientras la industria alimenticia y los restaurantes de cadenas no alteren la composición de sus productos y los menús que ofrecen. De allí que espera también reunirse con estos para solicitarles un cambio radical.

El próximo mes, pondrá en marcha una estrategia nacional que busca reducir ese problema de salud, a lo largo de los próximos 10 años
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 3395 veces