Inicio > Noticias > 2005 > Comisionado Texas pide acción contra diabetes y obesidad

Comisionado Texas pide acción contra diabetes y obesidad

El número de hispanos con diabetes y obesidad en Texas podría aumentar si no se toman medidas preventivas, dijo Eduardo J. Sánchez, Comisionado del Departamento Estatal de Salud

Según el funcionario, la dificultad para obtener una póliza de seguro médico y el incremento de la población de origen hispano en este estado son más que suficientes para preocuparse y buscar soluciones inmediatas.

"Sólo hay que sacar bien la cuenta. Actualmente, de los mil nacimientos diarios en Texas, la mitad es de niños de origen hispano. Dentro de 40 años, la población hispana será la mayor, pero también la que padecerá de más enfermedades", advirtió Sánchez en una entrevista con EFE.

"Además, sólo un 40 por ciento de los hispanos en Texas tiene acceso a una póliza de seguro médico, porque la gran mayoría de empleadores en los sectores donde más trabajan los hispanos, como limpieza, hostelería y construcción, no la ofrecen", añadió.

Sánchez hizo un llamado al sector privado y público para que sean más condescendientes con los hispanos de bajos recursos económicos, y vean con más seriedad y humildad un problema que afecta a la población étnica de mayor crecimiento.

"Lamentablemente, dentro de los programas públicos, específicamente en el sector médico, adquirir un seguro de salud es como comprar un automóvil, el que tiene el interés y el dinero lo puede hacer", indicó el Comisionado.

Agregó que los costos de los servicios médicos aumentan más que en otros sectores, mayormente porque el costo de la tecnología en el sector farmacéutico ha aumentado en comparación con otras industrias.

Insistió también en que la educación a la población hispana sobre temas de salud reducirá el índice de enfermedades, como la diabetes de tipo 2.

"Y más cuando se sabe que los hispanos son más propensos a esa enfermedad, así como a la obesidad. Entonces hay que ponerle atención para prevenir ambas, porque se puede, pero hay que educar primero", dijo Sánchez.

Cinco de las ocho primeras ciudades con mayor número de personas obesas en EEUU se encuentran en Texas: Houston en segundo lugar, Dallas en tercero, San Antonio en cuarto, Fort Worth en sexto y Arlington en octava posición.

De acuerdo a Sánchez, si los latinos estudian y se preparan en la vida, cambiará no sólo su salud, sino también la de sus hijos y sus nietos, porque muchos de los que sufren de diabetes tienen antecedentes familiares.

"También hay que empezar a invertir nuestros recursos para cambiar esa realidad. Si no lo hacemos, nos vamos a convertir en un estado tercermundista en comparación con los otros", apuntó.

Indicó que a través del Departamento de Salud del estado se llevan a cabo campañas educativas en ferias de salud en todo Texas, principalmente en los centros educativos.

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, un 8,2 por ciento de los hispanos mayores de 20 años padece de diabetes y el resto tiene casi el doble de posibilidades de tenerla que los blancos y negros.

Además, la tercera parte de la población hispana con diabetes no lo sabe.

Según datos de la Oficina del Censo, la población latina de Texas supera los 6,5 millones, más del 32 por ciento del total del estado.
El número de hispanos con diabetes y obesidad en Texas podría aumentar si no se toman medidas preventivas, dijo Eduardo J. Sánchez, Comisionado del Departamento Estatal de Salud
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 2970 veces