Inicio > Noticias > 2005 > CECU denuncia ante Sanidad a varias empresas que comercializan "productos milagro" para adelgazar

CECU denuncia ante Sanidad a varias empresas que comercializan "productos milagro" para adelgazar

La Confederación Española de Consumidores y Usuarios (CECU) ha denunciado ante el Ministerio de Sanidad y Consumo las campañas publicitarias de diferentes empresas dedicadas a la comercialización de "productos milagro" para adelgazar, cuyos anuncios aseguraban tratamientos eficaces para perder peso en pocas semanas, informó hoy en un comunicado

Según la CECU, que también ha interpuesto las correspondientes denuncias ante la Asociación para la Autorregulación de la Comunicación Comercial, es necesario proteger a los consumidores del empleo de productos inseguros que puedan afectar a su salud.

A este respecto, esta organización ha llevado a cabo un proyecto, subvencionado por el Instituto Nacional del Consumo, sobre el continuo "bombardeo publicitario" de productos con supuestas propiedades adelgazantes, reductoras, cosméticas o estéticas en general, así como "métodos para perder peso de forma fácil y rápida que, utilizando un lenguaje poco claro y con ambiguos criterios científicos y técnicos, muestran al consumidor los supuestos beneficios del empleo de estos remedios".

Según la información publicitaria recopilada por la CECU, tanto en prensa gratuita como en revistas, radio, televisión e Internet se ofrecen frecuentemente productos que ayudan a bajar de peso rápidamente sin sufrimiento, sin dejar de comer, sin ejercicio y sin dietas, de lo que se desprende, añade, un mensaje dirigido al consumidor de no esforzarse por seguir unos hábitos de vida saludables.

En su opinión, la publicidad empleada por los fabricantes de estos productos manipula las expectativas del consumidor, al promover "supuestas propiedades adelgazantes utilizando mensajes nutricionales confusos, los cuales fundamentan mediante el empleo de supuestos profesionales sanitarios o de estudios científicos realizados en universidades lejanas y que tienen por resultado sorprendentes hallazgos por parte de científicos extranjeros".

Además, estos productos se ofrecen como alternativa novedosa y única, lo que los convierte en una propuesta interesante y atractiva para todos aquellos que creen en el producto, se sienten atraídos por él, lo adquieren y consumen para conseguir los resultados ofrecidos en la publicidad, "llevando con ello no sólo a la frustración personal al no conseguir los resultados esperados sino, además, al fraude económico que supone su compra y en ocasiones un riesgo real para la salud debido a que su inocuidad no está demostrada".

Por otra parte, en general, en la publicidad de este tipo de productos no se identifica el domicilio social de la empresa que los comercializa y, en cualquier caso, la única referencia accesible al consumidor es un apartado de correos. Esto dificulta el contacto con el fabricante, se desconoce al proveedor y se dificulta el proceso para obtener más información o aclarar la posibilidad de efectos secundarios o contraindicaciones.

Asimismo, la confederación de consumidores ha adquirido algunos de estos productos comprobando la facilidad con que se suministran una vez realizado el pedido, así como la falta total de información y de recomendaciones, ni siquiera mediante un prospecto, acerca del empleo de los mismos y de sus efectos, incluso habiendo planteado la posibilidad de adquirirlos para personas con graves problemas de salud. Una vez recibidos estos productos han sido puestos a disposición del centro de Investigación y Control de Calidad para su análisis.

La Confederación Española de Consumidores y Usuarios (CECU) ha denunciado ante el Ministerio de Sanidad y Consumo las campañas publicitarias de diferentes empresas dedicadas a la comercialización de "productos milagro" para adelgazar, cuyos anuncios aseguraban tratamientos eficaces para perder peso en pocas semanas, informó hoy en un comunicado
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 4609 veces