Inicio > Noticias > 2005 > ¿Obsesionado con su sobrepeso?

¿Obsesionado con su sobrepeso?

Es común pensar que tener una silueta delgada hará feliz a las personas, pero no siempre es así

Si usted se siente con kilos de más no se empecine con tratar de obtener una figura esbelta, el sobrepeso no siempre es motivo de malestar y frustración.

"Existen gorditos felices que disfrutan su cuerpo y se sienten contentos cuando se miran al espejo", según afirma la sicóloga María del Socorro Villaseñor.

En realidad, añade la especialista, existen muchos mitos sobre la gordura que crean estereotipos y pretenden generalizar el sufrimiento de las personas con exceso de peso.

"La sociedad en que vivimos ha creado un modelo de mujer esbelta; sin embargo, eso no implica que las `gorditas` sean infelices. De hecho tuve una paciente que al bajar de peso sufrió el rechazo de su marido porque la prefería con `kilitos de más`".

Aunque también está la contraparte: "personas con exceso de peso que sí sufren cuando se dan cuenta que no pueden hacer nada con su gordura", dice María del Socorro.



Causas distintas

La especialista señala que existe una diferencia entre las personas con sobrepeso, es decir, que tienen pancita, caderas amplias, algunas "llantitas" y aquellas que padecen obesidad, pues esta última es una patología que tiene diversas causas, entre las que se incluyen las de origen genético, metabólico, sicológico, social, cultural o sedentario, sólo por citar algunas.

En estos casos, cuando las personas están inconformes con su peso experimentan sentimientos de frustración, nerviosismo, enfado o hipersensibilidad debido a su condición física.

Villaseñor explica que con la obesidad, las personas pueden desarrollar cualquier otra alteración emocional; sin embargo, en las personas sanas, la gordura no es una cuestión de autoestima propiamente, pues "engordar no sólo depende de los alimentos que se ingieren, sino de la forma de ser y sentir de cada persona".

¿Cómo se pueden superar los complejos de la gordura?

En ocasiones los vacíos emocionales se intentan llenar con la ingesta excesiva de alimentos.

Llenar estos huecos de forma constructiva te ayuda de manera definitiva a tener un estado emocional sano, para ello existen terapias o planes nutricionales que permiten un estado emocional sano.

¿Cuando por cuestiones de enfermedad no se puede adelgazar, cómo sobreponerse a la gordura?

De manera inicial, es recomendable visitar a un médico y llevar el tratamiento que recomiende. Inmediatamente después hacer conciencia y aceptarse así, mientras se reflexiona que es necesario esperar un tiempo determinado y mientras tanto se pueden crear estrategias de solución alterna como alimentarse adecuadamente y llevar una vida activa a través del ejercicio.

¿Qué ayuda sicológica se puede ofrecer en esos casos?

La terapia es una solución, aunque la ayuda de un nutriólogo también es necesaria.

En terapia continua se puede ir descubriendo cómo desechar los miedos, observar las cosas buenas que se tiene como persona, cuidar las relaciones interpersonales y conocerse a sí mismo.

¿Qué recomendaciones se pueden hacer en la vida cotidiana?

Lo mejor para que alguien se sienta bien en cualquier situación de su vida es recordar que puede disfrutar de un desayuno con tranquilidad, rodearse de buenas amistades, de olores y sabores agradables, o simplemente escuchar música, disfrutar de su propia compañía, aprovechar un paseo por el campo, dejarse acariciar por el sol, contemplar el cielo estrellado en toda su magnitud y belleza, relajarse, disfrutar del silencio, bailar, platicar, convivir con amigos y amigas, hacerse regalos y regalar, pintar, dibujar, visitar templos y museos, escribir, leer un buen libro o mirar un viejo álbum de fotos, etcétera.

Es común pensar que tener una silueta delgada hará feliz a las personas, pero no siempre es así
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 6394 veces