Inicio > Noticias > 2004 > Unos 150 millones de personas en el mundo sufren diabetes tipo II

Unos 150 millones de personas en el mundo sufren diabetes tipo II

Unos 150 millones de personas de todo el mundo son diabéticos del tipo II y los cálculos de la Organización Mundial de la Salud prevén que en el año 2010 serán 300 millones

En el Congreso que terminó en la capital portuguesa, y que ha reunido a especialistas de 90 países durante cinco días que han analizado dicha dolencia, estimaron que no se requiere de la administración de insulina y está ''claramente ligada a nuestra civilización'', reseñó EFE.

La obesidad, las dolencias tiroideas y de las glándulas suprarrenales, los males de los ovarios, la impotencia sexual y la osteoporosis fueron otros de los temas examinados por los especialistas, pero sobre todo la diabetes tipo II, que afecta sobre todo a los adultos, casi siempre gordos y que se controla con comprimidos y sin recurrir a inyecciones de insulina.

Las consecuencias de la diabetes tipo II, según los especialistas reunidos, son cada vez más inquietantes, en especial cuando se asocian a dolencias cardiovasculares.

Medio millón de portugueses, de una población en torno a los nueve millones de personas, sufren diabetes tipo II y los especialistas alertan que se ha convertido en un serio problema para la sanidad pública nacional.

Uno de los primeros síntomas del mal es la obesidad, y los expertos portugueses subrayaron el hecho de que entre un 20 y un 25 por ciento de la población lusa padece ya de obesidad y casi un 40 por ciento tiene sobrepeso.

Los accidentes cardiovasculares son el resultado más grave de esta patología silenciosa y cada hora se producen en Portugal tres de ellos, según las estadísticas, de los que dos tienen consecuencias mortales, aunque según el médico luso Pedro Marques da Silva ''no son primera plana en los periódicos''.

Marques da Silva, uno de los ponentes del congreso, prevé una extensión del mal ligado en países ahora casi libres de él, como el Africa Subsahariana, Latinoamérica o Asia, con saltos del orden del 150 ó el 200 por ciento y cita estadísticas de la OMS en ese sentido.

La razón, el cambio hacia hábitos alimentarios menos saludables por reflejo de las sociedades más desarrolladas.

Para el médico, la diabetes tipo II ''nos roba años de vida'' y ''guarda relación con la práctica de determinados valores culturales'' por lo que la califica de ''dolencia claramente civilizada'', relacionada con los cambios en el estilo de vida que vive la mayor parte de Europa y del mundo desarrollado.

En el pasado, según el experto, ''casi no existía la obesidad mórbida'', que se produce cuando el índice de masa corporal supera el 30 por ciento del peso y que causa problemas de corazón, riñón, páncreas y huesos.

Ahora hay niños que desarrollan diabetes con 15 años, que el médico achaca a la comida rápida, las largas horas sentados ante la televisión o el ordenador personal y la falta de ejercicio, y que viene precedida por hipertensión arterial y altos niveles de colesterol en sangre.

En el caso de los mayores, la combinación con el tabaquismo ''multiplica por cuatro el riesgo cardiovascular, según Marques da Silva, y también puede derivar en afecciones renales y ceguera.

Unos 150 millones de personas de todo el mundo son diabéticos del tipo II y los cálculos de la Organización Mundial de la Salud prevén que en el año 2010 serán 300 millones
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 3731 veces