Inicio > Noticias > 2004 > Uno de cada dos españoles intenta adelgazar con métodos peligrosos

Uno de cada dos españoles intenta adelgazar con métodos peligrosos

Dos sociedades científicas realizaron una campaña informativa para combatir el sobrepeso con la ayuda del médico y sin recurrir a «dietas milagro» peligrosas

Los españoles han aprendido que el exceso de peso no es sólo una cuestión estética sino un problema de salud. Sin embargo, no consideran que para tratarlo haya que acudir al médico. Intentan adelgazar, pero no lo hacen de forma responsable. De hecho, sólo el 20 por ciento estaría dispuesto a pedir consejo a su médico y el 51 por ciento ha recurrido en alguna ocasión a métodos que pondrían en peligro su salud. Esta es una de las paradojas que ha desvelado el «Estudio sobre creencias y actitudes frente al exceso de peso en España», un informe en el que han colaborado la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) y la Sociedad para el Estudio de la Obesidad (SEEDO).  

El estudio, que se basa en una encuesta nacional realizada a 1.173 personas de entre 18 y 74 años, arroja otros datos contradictorios: el 84 por ciento de los entrevistados dice no creer en las dietas que se publican en las revistas, en cambio siempre las prueba. El 92 por ciento también estaría dispuesto a copiar el método que le ha funcionado a alguien de su entorno, pero sólo el 9 por ciento utilizaría el «boca a boca» para recomendar a otro que acuda al médico.

Cuidado con los productos naturales

Pero una de las respuestas que preocupa especialmente a las sociedades científicas es que el 87 por ciento de los encuestados prefiere «productos naturales» antes que un fármaco, cuando muchos de estos productos pueden provocar graves efectos adversos. O que para un 40 por ciento de la población española el término dieta no es sinónimo de alimentación equilibrada sino de «dietas milagro» como la dieta de la alcachofa, del apio, del helado, beber el agua de la patata hervida, comer sólo yoghourt y melocotón o sopa con cebolla, entre otras.

«Todo el mundo acude a métodos y dietas milagro; siembran ilusiones para recoger decepciones y ninguna tiene un efecto inocuo en la salud», aclaró ayer el el doctor Basilio Moreno, presidente de la SEEDO. Las consecuencias son numerosas y dependen del método utilizado. Desde problemas de hipertiroidismo, alteraciones renales, digestivas, cardiacas o envejecimiento prematuro..., «ninguna dieta milagro tiene un efecto inocuo en la salud», afirmó el doctor Moreno. Pero la primera consecuencia que producen es que nunca consiguen su cometido y «dejan un peso superior al inicial», apuntó la doctora Susana Monereo, presidenta de la Sociedad Española de Endocrinología.

En lo que sí coinciden los endocrinos con la población entrevistada es que a los españoles les sobran kilos. El 44 por ciento es consciente de ese exceso de peso, una cifra cercana al 53 por ciento que encontró el último estudio epidemiológico de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad.

«Pierde peso, gana vida»

Para combatir este problema de las sociedades desarrolladas y hacerlo con la ayuda del médico, se ha puesto en marcha una campaña de concienciación, dirigida tanto a profesionales sanitarios como a la población general. A través de anuncios, folletos y carteles informativos, la campaña «Pierde peso, gana vida» pretende convencer de que el sobrepeso es un problema de salud en el que el médico es el único que puede ofrecer una respuesta eficaz.

Los expertos se atreven a dar una receta contra el exceso de kilos:un tratamiento integral y personalizado, basado en una alimentación equilibrada, ejercicio y fármacos, pero sólo si el médico lo considera necesario.
Dos sociedades científicas realizaron una campaña informativa para combatir el sobrepeso con la ayuda del médico y sin recurrir a «dietas milagro» peligrosas
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 3577 veces