Inicio > Noticias > 2004 > Un problema de salud en el Ecuador: niños con sobrepeso y obesidad

Un problema de salud en el Ecuador: niños con sobrepeso y obesidad

Carla, quiteña de nacimiento, cuenta que su hijo de 7 años, que tiene sobrepeso, se siente deprimido porque en la escuela le ponen apodos por su gordura.

"Mami mis compañeros me dicen que estoy embarazado, se burlan mucho de mí y a veces me marginan, ya no quiero comer tanto". Eso es lo que el niño suele contarle a Carla cuando llega de clases.

El problema del sobrepeso ha crecido de forma considerable en el Ecuador y en varias partes de Sudamérica. Aunque nuestro país está ubicado en el tapial de los tercer mundistas, este fenómeno acosa cada vez más al territorio. No se debería hablar únicamente de la desnutrición, sino también del sobrepeso en los niños.

Desde este contexto, el artículo a continuación desarrollado tratará sobre el único estudio nacional, realizado del año 2000 al 2002, denominado: "El sobrepeso y la obesidad en escolares ecuatorianos de área urbana". Sus autores fueron, los doctores, Pablo López, Diana Aguilar, Edelina Alarcón, Argentina Guerrón, Soledad Mejía y Linda Riofrío. Con la dirección del doctor Rodrigo Yépez. Maestría de Alimentación y Nutrición Humana de la Facultad de Medicina de la Universidad Central.

¿Cómo se realizó el estudio?

El doctor Pablo López, médico cirujano con postgrado en Alimentación y Nutrición, indica que por estudios en países en desarrollo en los cuales la pobreza es predominante, se evidencia que la desnutrición y otras carencias nutricionales pueden coexistir con el sobrepeso y la obesidad.

"Mediante un estudio transversal se estableció, en una muestra representativa nacional, la prevalencia de sobrepeso y obesidad en escolares ecuatorianos de 8 años de edad, del área urbana (Total: 1866), mediante mediciones de peso, talla y el cálculo del Indice de Masa Corporal (IMC). Se analizaron las variables: región geográfica, sexo, condición socioeconómica (CSE), jornada de estudio, y la condición de beneficiarios o no del Programa de Alimentación Escolar (PAE) del Estado.

La TV, gran causa de obesidad

De la muestra representativa nacional, se seleccionaron en forma aleatoria simple 400 niños, garantizando que en la selección se incluyan todos los planteles con la misma probabilidad de selección y en las mismas proporciones que la muestra. Este grupo de niños quedó constituido definitivamente por 344 niños (86%), a los cuales se les evaluó el consumo energético, especialmente el proveniente de las grasas a través de recordatorio de 24 horas y la inactividad física mediante una encuesta que estimó las horas que los niños pasan mirando la televisión. En ambos casos las encuestas se aplicaron dos días de la semana, uno de ellos fin de semana, sábado o domingo. La inactividad física (definida por las horas que los niños pasa frente al televisor) indica que en promedio los escolares de 8 años ven televisión 23.6 horas/semana. El 25% de los niños sobrepasa las 28 horas/Tv/sem (punto de corte a partir del cual se incrementa el riesgo de desarrollar sobrepeso/obesidad), siendo mayor este porcentaje (32%) entre niños de mejor CSE y en aquellos que presentaban obesidad (47%). Descubriéndose una probabilidad 4 veces mayor de presentar obesidad entre los niños que dedican a mirar la TV más de 28/h/semana, en contraste con aquellos que cumplían la recomendación internacional de no superar las 14 horas semana.

Consumo de grasas

Con relación al consumo de grasas, se reporta un consumo promedio de 29% de la ingesta energética total, de los cuales un 12% aparece como grasa discrecional (grasa añadida a los alimentos de manera visible como manteca o aceite). En el 89% de los niños la grasa discrecional estuvo constituida predominantemente por ácidos grasos saturados de origen animal y/o de palma, adicionalmente 41% de los niños sobrepasa las recomendaciones de la Academia Americana de Pediatría (no mayor al 30% de la ingesta energética total). La ingesta energética y/o consumo de grasas mostraron cifras similares por condición socioeconómica, sexo y región geográfica. La probabilidad de obesidad fue 2 veces mayor frente a una ingesta energética excesiva, en tanto que el consumo de grasas no mostró una asociación importante con el sobrepeso/obesidad.

La inactividad física es el factor que más contribuye al sobrepeso y la obesidad.

Estadísticas

Los más afectados


La prevalencia de sobrepeso y obesidad fue 14% (obesidad 5% y sobrepeso 9%), siendo mayor en el sexo femenino frente al masculino (15% Vs. 12%).

El sobrepeso y la obesidad es mayor en la región de la Costa frente a la Sierra (16% Vs. 11%).

La prevalencia de obesos fue dos veces mayor en los niños con mejor condición socioeconómica.

En los escolares de menor condición socioeconómica, aquellos que eran beneficiarios del PAE, mostraron superiores prevalencias de sobrepeso y obesidad que los escolares no beneficiarios, 11% y 5% respectivamente.

Por jornada de estudio, fue mayor en aquellos escolares de la vespertina 17.3% Vs. 13% de los de la matutina.

Adicionalmente el retardo del crecimiento (desnutrición crónica) fue del 15.6%.

Los niños desnutridos en edades tempranas, tienden a compensar de sobremanera su nutrición en la escuela, sobre todo por los productos consumidos en las instituciones, que por lo común son excesivos en grasa.

El estudio aporta los primeros datos de la prevalencia nacional de sobrepeso y obesidad para este grupo de edad, e indica que en el Ecuador, ducho problema es de similar magnitud que la desnutrición, manifiesta el doctor López.

Carla, quiteña de nacimiento, cuenta que su hijo de 7 años, que tiene sobrepeso, se siente deprimido porque en la escuela le ponen apodos por su gordura.
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 16511 veces