Inicio > Noticias > 2004 > Preocupa aumento de la obesidad en LA

Preocupa aumento de la obesidad en LA

El 55% de la población adulta tiene sobrepeso. Los más afectados son latinos y afroamericanos, particularmente los niños

Expertos en salud aseguraron que la obesidad entre la población de Los Angeles ha llegado a niveles de epidemia y se ha convertido en la causa líder que conlleva a enfermedades crónicas, como ataques cardíacos, artritis, alta presión arterial, depresión, diferentes tipos de cáncer o diabetes tipo II.

Ayer, durante la tercera conferencia anual llamada Más allá de la obesidad, convocada por la organización por LA Care Health Plan, casi 650 profesionales de la salud, educadores y consejeros comenzaron a diseñar formas de cómo ayudarán a médicos y sus equipos de trabajo, para manejar con mayor efectividad la obesidad y sus riesgos, particularmente entre niños latinos.

Howard Kahn, director ejecutivo de LA Care Health Plan, aseguró que la obesidad, junto al tabaquismo, son problemas que podrían prevenirse como causa de muerte en Estados Unidos, donde el 64% de los adultos y 15% de niños y jóvenes (nueve millones) son obesos o tienen problemas de sobrepeso.

Kahn subrayó que en Los Angeles, casi una tercera parte de los niños de origen hispano o afroamericanos, han ganado libras de más y muchos de ellos han sido diagnosticados en la pubertad de padecer diabetes tipo II, que en algún tiempo fue considerada una enfermedad que sólo atacaba a los adultos.

“Este no es un problema nuevo. Los números se han venido incrementando desde hace tres décadas”, dijo Cynthia Harding, directora de programas de salud para niños, jóvenes y madres en el Departamento de Salud del Condado de Los Angeles (LAC/DHS). “Un hábito práctico puede ser disminuir el tiempo que se pasa uno frente al televisor, la computadora o evitar comer comida basura”.

De hecho, un estudio del Departamento de Salud del Condado de Los Angeles indica que más de la mitad (55%) de su población adulta sufre de sobrepeso o es obesa, lo que representó un aumento del 19.3% en 2002.

Los niveles de obesidad —que afectan a 1.1 millones de adultos en el condado; 618 mil mujeres y 577 mil hombres— fueron más altos entre los afroamericanos (31%), seguidos por los latinos (24%), anglosajones (16%) y asiáticos (6%).

“La obesidad no se conoce como enfermedad, pero sí es una condición de riesgo importante que puede llevar a enfermedades serias o crónicas”, expresó Dianna Nancy de León, promotora de servicios de salud de LA Care Health Plan. “Queremos concienciar a los profesionales de la salud para que a través de nuestro programa obtengan las herramientas que les ayuden a prevenir la obesidad entre sus pacientes”.

Tan sólo en Los Angeles, el costo por proporcionar atención médica a personas obesas o con sobrepeso ascendió a 3,400 millones de dólares anuales.

“Es necesario detener esta epidemia nacional”, dijo Woodie Kessel, asistente de la Secretaría de Salud de Estados Unidos. “Con medidas de prevención podrían evitarse 400 mil muertes prematuras”.

Kessel afirmó que tan sólo en el año 2000, los costos de los planes médicos para atender personas obesas, o que presentaron sobrepeso, alcanzaron 117 mil millones de dólares.

“Aunado a los gastos médicos, se registraron importantes pérdidas en la productividad del país”, indicó Kessel.

El informe señala también que la obesidad tiende a presentarse más entre personas menos educadas y de bajos recursos económicos.

Sin embargo, entre los niños de primaria del condado de Los Angeles que cursan los grados quinto, séptimo y noveno, la frecuencia de sobrepeso afecta más a los niños hispanos, quienes están más propensos a no seguir una dieta alimenticia saludable y balanceada.

Por género y raza u origen étnico, los niños de origen latino marchan al frente de ambos problemas: 29% los niños y 21% las niñas. Les siguen: 24% de niños provenientes de las Islas del Pacífico y el 16% de niñas.

El nivel de afección entre niños-niñas afroamericanos alcanza el 18% y 20%, respectivamente, y los menores de edad anglosajones crecen más sanos y tienden a sufrir menos de sobrepeso: 16% niños y 10% niñas.

La gordura afecta a 18% de niños afroamericanos y 20% a niñas de esa minoría.

“Existe una paradoja con la cultura latina, porque en algún mecanismo que no conocemos muy bien, los inmigrantes latinos producen efectos positivos en la salud porque tienen 34% menos riesgos de mortalidad por infartos cardiacos, cáncer, derrames cerebrales, etc.”, dijo David Hayes Bautista, director del Centro para el Estudio de la Salud y la Cultura Latina en la Universidad de California de Los Angeles (UCLA).

“Pero algo sucede cuando los latinos nacidos en Estados Unidos asimilan la cultura anglosajona... pierden lecciones que se nos han transmitido, comienzan a comportarse más como el anglosajón, y eso implica fumar más, tomar más, usar más drogas, comer comida rápida y su perfil de salud se deteriora”, agregó el experto.

El 55% de la población adulta tiene sobrepeso. Los más afectados son latinos y afroamericanos, particularmente los niños
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 3427 veces