Inicio > Noticias > 2004 > Los casos de bulimia y anorexia crecen en Argentina

Los casos de bulimia y anorexia crecen en Argentina

Las estadísticas dicen que 1 de cada 25 adolescentes sufre algún desorden alimentario y de ellas, el 10% padece bulimia y/o anorexiaDesde hace algunos años, la Argentina es el segundo país -después de Japón- con los índices más altos de casos de bulimia y anorexia en el mundo.

Según la Asociación de Lucha contra la Bulimia y la Anorexia, las consultas aumentan al acercarse el verano: sube entre un 20 y un 30%, y las jóvenes en tratamiento incrementan los síntomas.

Los resultados de este año de la campaña "Prevención de Anorexia y Bulimia. Detección de familias en riesgo", dan que el 22% de los consultados presenta riesgo familiar de patología alimentaria. Si bien afecta en mayor proporción a adolescentes y jóvenes, baja cada vez más la edad de inicio. Se ven trastornos en niños desde 4 o 5 años. Estas consultas se triplicaron en el último año.

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) el 15% de quienes padecen anorexia, mueren a causa de estas patologías.

"No se puede hablar de patología alimentaria sin preguntarse por el contexto que la favorece. La anorexia y la bulimia existen desde que el hombre empezó a comer. Pero recién en la segunda mitad del siglo XX se manifiesta en forma masiva. Este aumento guarda una estrecha relación con el cambio cultural. El individualismo es el sustento filosófico de nuestra cultura. Otra peculiaridad es la estética de lo efímero. En el contexto de una cultura cambiante y consumista, el concepto de familia se relativizó, cayó en desuso", dice Mabel Bello, asesora médica de ALUBA.

Una patología alimentaria es una alteración en la conducta de comer, pero lo fundamental es la alteración en la conducta. "No guarda una relación directa con la comida, la raíz de la patología es la inmadurez. El origen psicológico-emocional revela por qué son los jóvenes los más vulnerables: porque tienen miedo a crecer, a vivir", explica Bello.

"La patología alimentaria es una adicción de todas las clases sociales y niveles económicos. Los adictos pierden su autoestima, deterioran su personalidad y no consiguen ser independientes ni autosuficientes. Y pueden tener problemas en el colegio, en el trabajo, con la familia. Si la adicción no se trata, puede llevar a la muerte", explica Bello.

En cuanto a la prevención, la especialista acuerda con mejorar la comunicación familiar: "Hay prácticas que sólo los padres pueden inculcar, como evitar las dietas de moda; establecer horarios para las comidas y ayudarlos a integrarse socialmente a la vida".

La anorexia es una enfermedad mental que ocasiona una pérdida voluntaria de peso, con origen en el deseo patológico de adelgazar y en un intenso temor a la obesidad. Y la bulimia es un síndrome caracterizado por episodios repetidos de ingesta excesiva de alimentos (atracones) y por una preocupación exagerada a controlar el peso, lo que lleva al enfermo —por ejemplo— a provocarse vómitos repetidos o tomar laxantes en exceso.
Las estadísticas dicen que 1 de cada 25 adolescentes sufre algún desorden alimentario y de ellas, el 10% padece bulimia y/o anorexiaDesde hace algunos años, la Argentina es el segundo país -después de Japón- con los índices más altos de casos de bulimia y anorexia en el mundo.
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 43514 veces