Inicio > Noticias > 2004 > La obesidad y sus efectos depresivos, problema de salud pública

La obesidad y sus efectos depresivos, problema de salud pública

Si la obesidad no se trata desde la infancia, la persona podría sufrir diversos trastornos psicológicos de por vida

En México ya es común ver a la obesidad de mano de la depresión. 30 millones de mujeres viven con esta combinación que provoca pensamientos negativos y minusvalía.

Si la obesidad no se trata desde la infancia, la persona podría sufrir diversos trastornos psicológicos de por vida.

Mireya Márquez, del Comité de Depresión de la Secretaría de Salud, explicó que “cuando la obesidad se añade al estado de animo depresivo, entonces esto lleva a más complicaciones, por ejemplo el ya no querer socializar, el no querer vivir, bajar el rendimiento escolar”.

La obesidad y sus efectos depresivos ya son un problema de salud pública por el daño que desencadena: problemas cardiovasculares, cáncer y diabetes mellitus 2. Enfermedades que se aceleran con una autoestima baja.

“Al grado que se me ha bajado el sistema inmunológico y eso está provocando que ya tenga problemas de pulmón”, comentó Catalina Miranda Campos, paciente del Hospital Grabriel Mancera.

Mujeres entre los 45 y 49 años de edad son las más afectadas, los trastornos reducen notablemente su esperanza y calidad de vida.

“Se puede hablar que la obesidad es un problema, tan serio, tan grave, con tantas repercusiones, que difícilmente uno puede hablar de felicidad, puede uno hablar de un problema de salud, y como un problema de salud tiene uno que atenderlo y tratarlo porque esto va de menos a más”, añadió Máquez.

Los expertos recomiendan a las personas que desean bajar de peso y curar su depresión acudir a profesionales y no a remedios comerciales.
Si la obesidad no se trata desde la infancia, la persona podría sufrir diversos trastornos psicológicos de por vida
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 14529 veces