Inicio > Noticias > 2004 > La obesidad es vista como cuestión estética y no como enfermedad

La obesidad es vista como cuestión estética y no como enfermedad

El sobrepeso y la obesidad siguen siendo considerados en Canarias y en el resto del Estado mayoritariamente como una cuestión estética, y no como la «epidemia» o la enfermedad que realmente supone para los ciudadanos

Con esta percepción, gran parte de los enfermos a los que se diagnostica hipertensión, diabetes, el colesterol alto o padecen problemas cardiovasculares, no admiten que el origen de su problema está en el sobrepeso, y muchos de ellos no consideran necesario ir al médico por el hecho de estar obesos.

Los datos, al hablar de sobrepeso y obesidad, hablan por sí solos. En Canarias, se calcula que uno de cada seis adultos es obeso, mientras que la mitad de la población está en situación de sobrepeso, esto es, que supera las barreras del cálculo del índice de masa corporal.

Fomentar el ejercicio

Así lo afirmaron Pedro de Pablos, miembro de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición, y el doctor Ignacio García, experto en Nutrición del Hospital Doctor Negrín. Ambos presentaron, con motivo de la celebración del Día Nacional de la Persona Obesa, la campaña «Muévete contra la obesidad», una iniciativa que pretende fomentar la práctica del ejercicio y la alimentación sana como los principales factores para evitar la obesidad y sus posteriores consecuencias para la salud.

De Pablos presentó un estudio realizado en quince países europeos que sitúa a España como uno de los países en que se hace menos actividad física en tiempo de ocio. Incluso se da el hecho de que el 38 por ciento de los jóvenes españoles se declaran sedentarios. Los expertos dejaron claro que no se trata de convertir a la sociedad en «deportistas de elite», sino en dejar claro que con adquirir el hábito de caminar «una media hora» cada día se puede evitar el sobrepeso.

De Pablos señaló que desde la Administración es necesario un paquete de medidas para combatir este fenómeno, desde la educación alimentaria y el fomento del deporte en las escuelas a la construcción de infraestructuras deportivas y hasta a actuaciones urbanísticas «para que los niños puedan jugar en las calles». En estos momentos, dijo de Pablos, «hacemos niños gordos -en alusión a la alta tasa de obesidad infantil- y adolescentes delgadísimos -por la incidencia de la anorexia-».

Los doctores expusieron que la indicación de sobrepeso se mide por el índice de masa corporal (IMC), que se calcula con una sencilla fórmula matemática que se extrae de dividir el peso del paciente (expresado en kilogramos), por la talla elevada al cuadrado (expresada en metros). Así, el resultado suele estar en un baremo a partir del número 20 y por encima. Si la cifra resultante está entre 27 y 30, uno ya se encuentra en situación de sobrepeso. La barrera de los 30 marca ya la obesidad.

En Canarias, la incidencia del sobrepeso es superior a la de la media estatal. Los expertos lo achacan a la dieta seguida por los canarios, rica en grasas y con cada vez menos frutas y verduras, y además a los acelerados cambios de estilo de vida que ha vivido las Islas en menos de una generación. La incidencia del turismo, dijo de Pablos, ha supuesto que de una vida rural se pasase en 30 años a una vida urbana y basada en el sector servicios, lo que ha conllevado cambios en la alimentación.
El sobrepeso y la obesidad siguen siendo considerados en Canarias y en el resto del Estado mayoritariamente como una cuestión estética, y no como la «epidemia» o la enfermedad que realmente supone para los ciudadanos
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 8016 veces