Inicio > Noticias > 2004 > La obesidad en los aviones

La obesidad en los aviones

En un tono semihumoristico, el sitio lun.com dice que la epidemia de obesos amenaza con llevar a la quiebra a líneas aéreas del mundo

La obesidad cada vez gana más terreno en el mundo. La postal de una persona nadando en kilos de más es cada vez más común y los esfuerzos que tienen que hacer para entrar en la ropa o en una silla o por una puerta ya no son sólo material para estudios alarmantes. Ahora también son un problema comercial de gran tamaño.
Cosa de preguntarles a las aerolíneas.

La BBC de Londres cuenta que según un estudio hecho por el gobierno de Estados Unidos, las líneas aéreas desembolsan cada vez más dinero en el intento de acomodar a los pasajeros talla XXL. Números concretos: la obesidad les cuesta a los aviones del mundo por lo menos unos 275 millones de dólares anuales, porque les obliga a usar más gasolina para poder despegar cargando tanto peso extra.

El mismo estudio da cuenta de que el estadounidense promedio subió 4, 5 kilos durante la década de los 90.

Ese es el problema. La solución se está buscando. Y mientras muchos se inclinan por tratar de cambiar los hábitos alimenticios y por recalcar los terribles problemas de salud que van de la mano de la gordura, otros se deciden a atacar los bolsillos excedidos de peso.

Obeso paga doble

Dos años atrás, la compañía Texan Southwest Airlines comenzó a cobrarle doble a los pasajeros obesos, pero ninguna otra ha seguido su ejemplo, hasta ahora.

En todo caso las aerolíneas no están solas en su lucha contra el sobrepeso. El Centro para el control y prevención de enfermedades concentra gran parte de sus esfuerzos en el problema que atañe a los aviones y a los obesos. Lo que no es raro si se sabe que fue el factor obesidad el que hizo que en el año 2000 se quemaran 350 millones de galones de gasolina extra, lo que aparte del costo financiero tiene un alto impacto en el medio ambiente.

Seguramente esta noticia va a sorprender a más de un obeso que no se había detenido a pensar en las consecuencias de volar con todo su cuerpo a cuestas. Y seguro que algún otro obeso también se va a sorprender cuando sepa que lo de los servicios plásticos a bordo de los aviones no tiene que ver sólo con prevención ante posibles ataques terroristas. Varias aerolíneas usan los cubiertos plásticos como forma de compensar el peso de quienes usan los tenedores y las cucharas con mayor frecuencia que lo recomendable.

En un tono semihumoristico, el sitio lun.com dice que la epidemia de obesos amenaza con llevar a la quiebra a líneas aéreas del mundo
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 4796 veces