Inicio > Noticias > 2004 > Hay más de mil sitios en Internet promotores de la anorexia y la bulimia

Hay más de mil sitios en Internet promotores de la anorexia y la bulimia

Mariana tiene 19 años, mide un metro con 75 centímetros, pesa 45 kilos y está orgullosa de eso. Cada tercer día entra a las páginas de Internet, que promueven la anorexia y la bulimia para “inspirarse” y seguir con la dieta que la ha hecho bajar más de 15 kilos en menos de un mes.

“Estoy feliz porque ya se me ven la punta de mis huesos de los hombros. Pero todavía me veo en el espejo y soy una vaca enorme”, escribe en una de las páginas que existen a favor de la anorexia, conocida como “Ana” en la red y la bulimia a la que llaman “Mia”.
En estos sitios electrónicos se encuentran desde una lista de alimentos “vomitables” hasta las llamadas “carreras”, en las que las participantes anotan su peso y cuánto quieren perder en dos o tres meses. Quien pierda más kilos en menos tiempo, gana.
Mariana tuvo que dejar la carrera de Leyes, mantenerse con suero y bajo un tratamiento psicológico hace seis meses por una descompensación que, platica, por poco la deja con severos daños cerebrales, sin embargo, aún por las noches pide consejos para continuar bajando de peso.
—¿Por qué visitas estas páginas?, se le pregunta
—Ana y Mía son mis mejores amigas, me ayudan a no convertirme en un cerdo, aunque me dijeron que si sigo bajando de peso puedo morirme.
—¿No te da miedo morir?
—Prefiero estar muerta que volver a ser gorda.
Los nombres de Ana y Mia son una manera en la que los visitantes reconocen este tipo de páginas y hablan de sus padecimientos e intercambian “tips”.
Dentro de los consejos más llamativos de las más de mil páginas Pro Ana y Mía que hay en Internet son los que se relacionan con técnicas para administrarse ciertas cantidades de dolor con el objetivo de quemar calorías, casi un kilo por día.
Éstas secciones llamadas lesiones para sí mismo, (SI, por sus siglas en inglés) buscan que las visitantes encuentren el “control” necesario para ayunar o vomitar y así mantener el peso.
En estos apartados las técnicas van desde quemaduras, piquetes con agujas hasta el suicidio.
“Cualquier cosa es mejor que acercarse al refrigerador. Si no resistes las ganas fuma y si son peores apaga la colilla en una parte de tu brazo. Así se tiene control suficiente”.
Otros de las secciones de las páginas son los trucos para vomitar, en algunas existe incluso un manual de cómo debe hacerse para no llamar la atención.
“Debes masticar las cosas mil veces antes de tragar así sabrás que se te hará más fácil vomitarlo después y haces menos ruido”.
Otro de los llamados tips es ingerir algo con colorante para saber que “se llegó al fondo”.
“Si no puedes vomitar no te des por vencida todas podemos sólo que a algunas personas se les hace más difícil pero no dejen ni un momento de intentarlo, pero acuérdate, siempre es mejor no comer”.
En las mismas páginas hay apartados en los que se encuentran fotografías de modelos con anorexia para “seguir el ejemplo”.
La psicóloga doctora en atención juvenil, Citlali Ponce, explicó que la creación de las páginas obedece a una obsesión más aguda de quienes tienen este desorden alimenticio y al ser rechazadas por la sociedad buscan una coincidencia que las ayude a sobrellevar esa postura.
“Aún cuando expresen lo contrario, ellas saben que hacen algo prohibido, por eso buscan encontrar gente similar, porque una de las características principales de quienes padecen estos desórdenes es que buscan a toda costa la aceptación social”, explicó.
De acuerdo con un estudio de la organización “Protégeles”, que busca eliminar las páginas de este tipo, el 95 por ciento de los visitantes de dichos sitios son mujeres. De ellas el 78 por ciento son menores de edad y el diez por ciento tiene menos de 14 años.
Mientras Mariana se conecta todas las noches y anota su pérdida de peso diaria. “Ayer bajé cinco kilos y perdí un mechón de cabello. Espero bajar seis mañana”.
Mariana tiene 19 años, mide un metro con 75 centímetros, pesa 45 kilos y está orgullosa de eso. Cada tercer día entra a las páginas de Internet, que promueven la anorexia y la bulimia para “inspirarse” y seguir con la dieta que la ha hecho bajar más de 15 kilos en menos de un mes.
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 36657 veces