Inicio > Noticias > 2004 > Francia y EE.UU. adoptan medidas para frenar la obesidad

Francia y EE.UU. adoptan medidas para frenar la obesidad

Francia prohíbe en los colegios las máquinas dispensadoras de bebidas y refrigerios, mientras que el Gobierno de EE.UU. financiará con fondos públicos el tratamiento de la obesidad.

Los Gobiernos francés y estadounidense se han puesto manos a la obra para acometer uno de los grandes retos de la sanidad mundial. Se calcula que en Estados Unidos más del 65% de sus ciudadanos son obesos, mientras que el avance de esta enfermedad en Europa es también imparable, a juzgar por la previsión de la Comisión Europea de que el 60% de los europeos sufrirá de sobrepeso en el año 2030.

Ante la contundencia de estos datos, el Parlamento francés aprobó, el pasado jueves, una ley que prohíbe en los colegios las máquinas dispensadoras de bebidas y refrigerios. También prevé que la publicidad de estos productos en los medios audiovisuales incorpore un mensaje de salud obligatorio que frene el aumento de la obesidad infantil, una preocupación especial ya que durante los últimos 20 años el número de obesos ha crecido un 17% entre los más pequeños.

En el caso de Estados Unidos, el Gobierno federal ha propuesto una nueva política que permitirá al fondo de salud público Medicare financiar los tratamientos de obesidad en este país, después de que se reconsidere su actual posición de no reconocer esta situación como una enfermedad. La medida implica un enorme desembolso, ya que el Departamento de Salud americano ha cifrado en 100.000 millones de dólares el coste de su tratamiento médico.

Las cifras son también mareantes en el caso europeo. El comisario de Salud y Protección de los Consumidores, David Byrne, ha situado su coste entre 75 y 135.000 millones de euros.

España no se libra de un problema de salud global que afecta a todas las sociedades occidentales. Un estudio de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad, advierte que el 15% de la población adulta española es obesa y que el 40% pesa más de lo que debería.

De momento, las autoridades sanitarias españolas no han propuesto ninguna medida concreta, salvo el Plan Integral de Nutrición, Ejercicio Físico y Obesidad, que dejó esbozado la anterior ministra de Sanidad, Ana Pastor, y que preveía una nueva regulación de los requisitos de la dieta de los comedores escolares, aparte de medidas informativas sobre dieta sana en la edad escolar.

Igualmente se recogía un pacto con las asociaciones empresariales para reducir las concentraciones de sal, azúcares refinados y grasas saturadas en los alimentos. Este plan, desarrollado en una Orden, el pasado 12 de enero, establecía además la formación de grupos de trabajo. Aunque el Plan se trató en el Consejo Interterritorial, el pasado 16 de junio, no se ha concretado todavía ningún aspecto.
Francia prohíbe en los colegios las máquinas dispensadoras de bebidas y refrigerios, mientras que el Gobierno de EE.UU. financiará con fondos públicos el tratamiento de la obesidad.
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 3768 veces