Inicio > Noticias > 2004 > España: la obesidad infantil se ha triplicado en quince años

España: la obesidad infantil se ha triplicado en quince años

Aunque no se ha alcanzado el grado de sociedades como la estadounidense,  los expertos advierten que la obesidad empieza a ser preocupante también en Galicia

Aunque no se ha alcanzado el grado de sociedades como la estadounidense, donde el aumento de peso de sus cidadanos supone ya un problema hasta para las compañías aéreas, los expertos advierten que la obesidad empieza a ser preocupante también en Galicia. Según aseguró ayer Rafael Tojo, jefe del servicio de Pediatría del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela (CHUS), en los últimos quince años la comunidad cuenta con el triple de niños obesos.

"Vivimos en la sociedad de la abundancia y han cambiado además los patrones de actividad, los niños dedican menos tiempo al juego en la calle o al deporte'', explicó el pediatra durante la presentación de la encuesta Cómo comen nuestros hijos, percepciones de las madres gallegas, promovida por el Instituto Omega 3 de la Fundación Puleva.

Tojo aseguró que desde el año 1979, el peso medio de un niño de 10 años ha aumentado siete kilos y denunció que este incremento no está compensado por la mayor talla (cinco centímetros más). Así el índice de masa corporal, que relaciona peso y estatura, se ha disparado dos décimas.

El especialista destacó que en los últimos años y, según demuestra la encuesta del Instituto Omega 3, la preocupación por la seguridad y la calidad de los alimentos es cada vez mayor, lo que consideró como un "buen avance''. Sin embargo, incidió en que pese a que niños y madres tienen la información suficiente sobre qué alimentos son saludables y cuáles no, este conocimiento no parece ser suficiente para cambiar las malas costumbres alimentarias. Algo con lo que también se mostró de acuerdo el catedrático de Sociología de la Universidad Complutense y director del estudio, Juan Díez Nicolás. "La percepción es buena, pero los hábitos son malos. Se sabe pero no se practica, aunque es cierto que España sigue siendo uno de los países europeos donde mejor se come'', aseguró el sociólogo.

Demasiadas grasas

Ambos expertos denunciaron el incremento de la ingesta de grasas, sobre todo las saturadas que son las más perjudiciales, y la dependencia cada vez mayor a la comida preparada, especialmente en madres jóvenes por ser éstas las que presentan unos índices más elevados de trabajo fuera de casa y por lo tanto disponen de menos tiempo para cocinar. Alertaron, asimismo, sobre la influencia de la publicidad de productos muy atractivos para los menores, como refrescos o snacks, pero de escaso valor nutritivo.

El doctor Tojo consideró que es necesario acometer un gran esfuerzo para frenar el incremento de la obesidad."Los gobiernos tendrán que intervenir los principios de la sacrosanta libertad económica para que favorezcan al consumo'', aseguró.

De hecho, la Unión Europea y la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya han lanzado la voz de alarma. Temen que con el sobrepeso se multipliquen las enfermedades. "La OMS ha hecho un llamamiento angustioso a los gobiernos del mundo ya que si no se frena la obesidad los sistemas de salud pueden quebrar porque no van a ser sostenibles desde un punto de vista económico'', afirmó Rafael Tojo.

Aunque no se ha alcanzado el grado de sociedades como la estadounidense,  los expertos advierten que la obesidad empieza a ser preocupante también en Galicia
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 5517 veces