Inicio > Noticias > 2004 > En el año 2010 podría haber en el mundo 240 millones de diabéticos

En el año 2010 podría haber en el mundo 240 millones de diabéticos

La alimentación es un pilar básico en el tratamiento de su enfermedad, junto con el ejercicio físico regular

El Día de la Diabetes este año se ha celebrado en Aragón bajo el lema "Con diabetes, come bien y ganarás salud". Según un estudio realizado por los hospitales de dicha región, la prevalencia de esta enfermedad metabólica es de un 6% de la población general, del cual entre un 85% y un 90% corresponde a pacientes con diabetes tipo 2 o del adulto. Suele aparecer entre los 60 y 70 años y casi la mitad de los pacientes diabéticos están sin diagnosticar.

Según los especialistas, el aumento en la incidencia de la diabetes en los países desarrollados se asocia a tres factores: el aumento de los niveles de sobrepeso y obesidad; el estilo de vida sedentario y hábitos dietéticos poco saludables, y la mayor longevidad de la población.

De cada dos españoles, uno tiene sobrepeso y, de ellos, más del 15% se convertirán en obesos crónicos, por lo que presentan un alto riesgo de desarrollar diabetes mellitus tipo 2, enfermedades cardiovasculares y algún tipo de cáncer. Según las estimaciones actuales, en el año 2010 podría haber en el mundo 240 millones de diabéticos.

Padecer diabetes implica un mayor riesgo de desarrollar enfermedades micro y macrovasculares, generadoras de daño y disfunción en órganos como los ojos, riñones, nervios y el corazón, así como los vasos sanguíneos. Además, la población con diabetes de adulto presenta una incidencia de enfermedad cardiovascular de dos a cuatro veces mayor que la población no diabética.

La alimentación es un pilar básico en el tratamiento de la diabetes, junto con el ejercicio físico regular. Es necesario seguir una alimentación equilibrada y variada, adaptada al estilo de vida de cada uno y, en caso de sobrepeso y obesidad, la dieta irá encaminada a conseguir un peso estable y adecuado.

Los especialistas recomiendan a estos pacientes consumir lácteos desnatados, más pescado que carne, alimentos que contengan hidratos de carbono, frutas, sobre todo aquellas que son ricas en vitamina C, verdura, aceite de oliva, edulcorantes en lugar de azúcar y cuidar la ingestión de agua, hasta dos litros al día, además los alimentos especiales para diabéticos serán sólo para ocasiones especiales.

En los últimos años se han producido cambios importantes en la dieta y en los hábitos de vida, con un aumento del sedentarismo y mayor consumo de alimentos ricos en grasa y azúcares, lo que ha contribuido a aumentar la obesidad en la población, que puede acabar convirtiéndose en una enfermedad crónica que, con frecuencia, está relacionada con patologías entre las que figura la diabetes.
La alimentación es un pilar básico en el tratamiento de su enfermedad, junto con el ejercicio físico regular
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 3045 veces