Inicio > Noticias > 2004 > Darwin para explicar la obesidad

Darwin para explicar la obesidad

Un reconocido científico sostiene que mucha gente se enferma porque sus cuerpos no soportan las presiones de la vida moderna occidental

 

El doctor Randolph Nesse, profesor de psiquiatría de la Universidad de Michigan, Estados Unidos, señala que las enfermedades del corazón, la obesidad y el abuso de drogas, entre otros males, pueden ser explicados porque el cuerpo humano no está "diseñado" para el siglo 21.

Nesse es uno de los llamados psiquiatras evolucionarios, que utilizan la teoría de Charles Darwin para intentar entender las enfermedades humanas.

Vidas más simples

El especialista sugiere que muchas enfermedades graves ocurren porque el cuerpo humano no ha evolucionado y su estructura sigue siendo para una existencia más sencilla.

"Estas enfermedades no se ven en otras partes del mundo donde la gente lleva vidas más simples", sostiene Nesse.

"Más de la mitad de las personas internadas en los hospitales modernos están ahí debido a que hay una disparidad entre sus cuerpos y el medio ambiente".

"Ellos tienen problemas de salud que no ocurrían 10.000 años atrás cuando la gente vivía en un ambiente más natural", agregó el catedrático.

Cuestión de dieta

El profesor Nesse considera que la dieta de los países occidentales es uno de los problemas clave.

"Nuestros cuerpos están 'diseñados' para gente que caminaba 30 kilómetros al día en busca de agua y comida. Las dietas eran ricas en fibra y bajas en grasa. Nadie tenía sobrepeso".

Pero por otra parte, la teoría de la evolución también podría explicar por qué muchos de nosotros tenemos dificultad para seguir consejos de salud.

Nuestros cuerpos, asegura Nesse están "diseñados" para que nos gusten las cosas que no nos hacen bien, desde los cigarrillos hasta las comidas grasosas.

De igual forma, no estaramos hechos para seguir las recomendaciones de cambiar nuestro estilo de vida.

La medicina evolucionaria también estudia las razones por las cuales persisten algunas enfermedades.

¿Los más fuertes?

Después de todo, la teoría de Darwin apunta a la supervivencia de los más fuertes y, supuestamente, quienes son débiles o enfermos deberían haberse extinguido.

Sin embargo, el profesor Nesse considera que muchas males y síntomas son necesarios.

La tos, la fiebre y la diarrea son métodos naturales del cuerpo humano para eliminar toxinas.

Si esas toxinas se hubiesen eliminado por selección natural, las consecuencias para la raza humana podría haber sido desastrosas.

Un reconocido científico sostiene que mucha gente se enferma porque sus cuerpos no soportan las presiones de la vida moderna occidental
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 3527 veces