Inicio > Noticias > 2004 > Cormillot desarrollo su charla sobre como vivir 100 años

Cormillot desarrollo su charla sobre como vivir 100 años

Con una detallada disertación sobre los cuidados del cuerpo humano y los perjuicios que generan una mala alimentación, se desarrolló el martes la charla “Como vivir 100 años”, a cargo del reconocido especialista Alberto Cormillot, organizada por la Cámara de Representantes

El encuentro comenzó con la presentación del presidente de la Legislatura, diputado Luis Viana quien sostuvo -ante el público que completó las instalaciones del salón auditórium del Consejo de Profesional de Ciencias Económicas de Misiones- que “esta charla forma parte de los encuentros que impulsa la Legislatura en torno a los problemas que reclama la sociedad. En este caso, y para el tratamiento de una problemática de la obesidad, la segunda causa de muerte después del cigarrillo, quisimos traer una persona que nos dé herramientas para el tratamiento de este problema".

“Culturalmente, todavía no vemos a  la obesidad como un problema de salud, y no estamos tomando las prevenciones necesarias, pero siempre hay tiempo para cambiar las condiciones de vida y mejorarlas”.

“También está relacionad este tema con los problemas de la alimentación y sus características, que tampoco se toma como un problema a resolver, porque se concentran los recursos en las necesidades más urgentes, que llevan a que se afecten todas las capacidades médicas en éstas”.

“Todos podemos colaborar para empezar a cambiar a lo que hace a nuestra calidad de vida, y desde la Legislatura no podemos permanecer ajenos a esta situación. Por eso, está previsto que nos sigamos reuniendo con el Dr. Cormillot para que nos aclare algunas cuestiones legislativas que él ya está aportando a nivel nacional”.

También participaron el titular de la Comisión de Salud, el diputado Edmundo Soria Vieta, y los diputados Timoteo Llera y Celia Giuliani, también integrantes de la Comisión.

Cormillot comenzó su charla indicando que "la primera causa de muerte en los Estados Unidos y en la Argentina es el cigarrillo, y muy cerca se ubican las dietas. Es importante destacar que si bien se ubica como causal en tercer lugar, pero mucho más lejos, el alcohol y después otros motivos, el común de la gente a la que se le pregunta sobre el tema sostiene que las principales causas son la drogadicción y las armas. Esto se da por el efecto que producen los medios con sus constantes insistencias al respecto”.

"Tenemos que aprender a diferencias el riesgo real, el que efectivamente se da, del percibido, que es el que se instala por creencia o por lo que difunden los medios. De hecho, hasta los propios políticos se da esta situación, y creen que si con sus proyectos se encargan del tema de la obesidad se refieren a problemas de la gente con más recursos, y esto no es así”.

En cuanto a la dimensión cultural de esta problemática, Cormillot resaltó que “los modelos de belleza han ido cambiando con el tiempo, y lo podemos ver hasta en el mismo arte. A nivel masivo, no es casual que en los años 50 hayan nacido las muñecas barbie, o que se haya puesto de moda la modelo Twigy, y que en ese contexto aparezcan la anorexia y la bulimia”.

“Los fabricantes de ropa parece que se han puesto de acuerdo para producir ropa cada vez más pequeña, y han podido convencer a dos generaciones de mujeres de que siempre tienen panza y que hay que eliminarla, aunque no siempre es así”.

Otro tema analizado fue el de las causas por las que la gente ha engordado en los últimos tiempos. “Hay que recordar que hace siete millones de años el hombre, se alimentaba solamente de vegetales, hasta que creó las armas, las herramientas y de ahí en adelante cada vez más comodidades”.

“Adelantando los tiempos, en los años cuarenta la comida era casera, pero apareció la heladera, y entonces, la posibilidad de acumular comida y guardar lo que había sobrado; en los cincuenta se empieza a vender lavarropas, con la consiguiente eliminación de esa tarea por parte del ama de casa que ejercía esa actividad; y con la masificación de la televisión se conoce el mayor productor de obesidad de la historia, por un promedio de cuatros horas diarias de una persona frente al aparato”.

“Hoy por hoy, por ejemplo en Buenos Aires, las comodidades son cada vez más grandes, porque tenemos deliverys que te llevan todo tipo de comida a tu propia casa, pero nunca una ensalada de frutas sino pizzas y empanadas; y en lo posible con porciones más grandes que las normales, porque por la competencia que hay, algunos ofrecen más que otros para ganar clientes”.

En otro momento de la charla, Cormillot explicó que las principales causa de obesidad son la ingesta de grasas, la inactividad y el sedentarismo, la mayor disponibilidad de comida y el abandono de la alimentación tradicional.

También sostuvo que si bien hay cuestiones genéticas que la determinan, y para ello citó como ejemplo de gemelos que viviendo en distintos lugares tienen las mismas formas en el cuerpo, y un peso muy similar; “no hay que confundirse: a lo sumo, el treinta por ciento de la obesidad es por problemas genéticos, pero el resto son las grasas y el resto de la mala alimentación”.

Y en el mismo sentido aclaró que “hay causas para mantenerse obeso, a veces consciente y otras veces inconsciente, pero que tiene que ver con la negación, los malos tratamientos la depresión, la adaptación, la pobreza, entre otros”.

Frente a estas determinaciones físicas y psicológicas, Cormillot sostuvo que “tanto bajar de peso como para dejar de fumar es una cuestión de decisión. El tema es encontrar un sentido a lo decidido, muchos casos han surgido después de sufrir cargadas o de haber sentido vergüenza en algún contexto, y después la forma es una cuestión de técnica”.

Después de tres horas de una charla muy amenamente dirigida por el profesional, Cormillot repitió que “la segunda causa de muerte en nuestro país es la obesidad".

“Genera muchos inconvenientes de salud que pueden ser fatales, cómo los problemas cardíacos y del sistema nervioso, los endocrinológicos, los nefrológicos, los urológicos, los metabólicos, y los digestivos, entre muchos otros".

"También, una enfermedad poco conocida, la amena, que es típica de las personas gordas y que es una interrupción de la respiración cuando se duerme. Y creo que se pueden imaginar cual puede ser la calidad de vida de una persona que no puede dormir”, amplió.

Otro tema analizado, a pedido de numerosos asistente, es el relacionado al "taponamiento" de las arterias en las personas mayores. Frente a este tema, Cormillot respondió que “las arterias se tapan por la mala alimentación también, y se puede solucionar aún cuando una persona ya es adulta. Si bien no se van a destapar por completo, se puede ver una mejoría cuando una se alimenta con pescado, verduras, frutas, mucho líquido, fruta seca; y además, algunos alimentos ayudan a que la sangre no se espese, como el ajo”.

Cerca de la finalización de la charla, y como consejo en general para los asistentes y para la población, Cormillot recomendó que “todos debemos conocer nuestros indicadores o niveles relacionados con la salud. Ellos son la presión, que se debe ubicar en los 13/8; la medida de la cintura, de noventa centímetros para las mujeres y de 100 para los hombres; el colesterol, que no debe superar los 200; el HDL, o colesterol bueno, que no debe ser menor a 40; y los triglicéridos y la glucemia que deben estar por debajo de 100”.

Cerró el encuentro sosteniendo que “para poder tener una mejor calidad de vida, uno debe tener que comenzar caminatas de alrededor de cinco minutos en las primeras oportunidades, hasta acumular media hora por semana; los fines de semana hacer esa misma media hora pero en una sola sesión, que puede ser también una bicicleteada o un trote; y dedicar diez minutos todos los días para el ejercicio de la parte superior del cuerpo, para lograr de esta manera un entrenamiento más equilibrado”.

Con una detallada disertación sobre los cuidados del cuerpo humano y los perjuicios que generan una mala alimentación, se desarrolló el martes la charla “Como vivir 100 años”, a cargo del reconocido especialista Alberto Cormillot, organizada por la Cámara de Representantes
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 8467 veces