Inicio > Noticias > 2004 > Clínica para gorditos

Clínica para gorditos

“Adipositas-Rehazentrum Insula” es la primera clínica de rehabilitación para jóvenes obesos en Alemania y toda Europa. Los resultados logrados durante largas terapias son buenos, pero la tasa de recaída es muy alta.

Hamburguesas en vez de frutas y verduras, televisión y computadora en vez de deporte y movimiento. En Alemania cada quinto niño y cada tercer joven es obeso, una epidemia que va en avance y que amenaza con convertirse en un severo problema para el sector salud.

 

Los chicos obsesos no sólo suelen aislarse, padecen problemas ortopédicos y también problemas cardiovasculares. Los niños y jóvenes obesos de hoy son los adultos obesos del mañana. La obesidad es una verdadera epidemia, no sólo en Alemania.

 

El problema ha sido reconocido y las autoridades comienzan a tomar medidas para concienciar a la población.

En respuesta al problema se abrió en Baviera, al pie de los Alpes, la clínica “Adipositas-Rehazentrum Insula”, un centro de rehabilitación para jóvenes obesos, la primera de su tipo en toda Alemania y Europa.

 

Un círculo vicioso

 

La clave de esta clínica son las terapias a largo plazo. En periodos de entre 6 y 9 meses se hace que los niños y jóvenes reduzcan sus medidas de XXL a M o incluso S.

 

La terapia aplicada es simple, por lo menos desde el punto de vista teórico. Se basa en una alimentación sana y mucho movimiento físico. Se refuerza con una terapia psicológica. Muchas veces detrás de los ataques de hambre desmedida, de los festines de chocolate y pizza, se esconden otro tipo de problemas.

 

Según el Dr. Wolfgang Siegfired, director de la clínica de rehabilitación, es mayor el número de niños obesos en familias que tienen problemas.

 

Muchas veces los padres no saben como confrontar la obesidad de sus hijos. En otras ocasiones el problema es ignorado hasta que por la obesidad los niños y jóvenes se oponen a seguir acudiendo a la escuela en donde son el blanco de bromas y abusos por parte de sus compañeros.

 

En la clínica de rehabilitación Insula se enseña a los niños y jóvenes a cocinar sanamente. Detalles como condimentar con especias en vez de sal, o cocinar con aceite de oliva en vez de manteca, son tan importantes como animar a los niños a dejar la vida sedentaria y redescubrir el gusto por el movimiento.

 

Sólo una oportunidad

 

Muchos jóvenes y niños preferirían quedarse en la clínica en la que se sienten protegidos y en la que comparten sus sentimientos y problemática con personas de su edad. Los que no han logrado conquistar el peso ideal se ven confrontados al regresar a sus hogares nuevamente con el sentimiento de exclusión. Esto es un grave peligro, pues si no logran mantener la disciplina, es fácil que vuelvan a recuperar rápidamente los kilos perdidos.

La cuota de niños y jóvenes que vuelven a engordar es del 70 por ciento. Es muy difícil imponer los conocimientos adquiridos en la clínica en el seno de familias con costumbres arraigadas que suelen pasar las noches sentados frente al televisor y no dar mucha importancia a la alimentación. Si los adultos no están dispuestos a cambiar sus costumbres es muy difícil que el joven o el menor pueda lograrlo solo.

 

Puesto que la terapia de 6 meses en la clínica Insula cuesta cerca de 15.000 euros, los jóvenes cuentan sólo con una oportunidad, pues el seguro médico, por lo general, no está dispuesto a pagar un segundo intento.

“Adipositas-Rehazentrum Insula” es la primera clínica de rehabilitación para jóvenes obesos en Alemania y toda Europa. Los resultados logrados durante largas terapias son buenos, pero la tasa de recaída es muy alta.
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 23951 veces