Inicio > Noticias > 2004 > Aviones - Cuando una persona vale por dos

Aviones - Cuando una persona vale por dos

En cualquiera de nuestros países el 30% de las personas adultas son obesas, es decir, que podría suceder, que de 100 personas que se subieran a un avión, 30 no pudieran ocupar sus asientos.

Consultadas las empresas Aerolíneas Argentinas y British Airways, pudimos comprobar que ni la Fuerza Aérea, que es quien regula a las aerolíneas, ni ellas mismas puertas adentro de sus organizaciones cuentan con normas que atiendan esta problemática.

En ambos casos la respuesta fue que el cliente tiene la "opción" de comprar un asiento extra (o sea pagar dos pasajes), o adquirir un boleto de categoría business que si bien es más costoso, el asiento es más ancho.
Si el cliente tomara la iniciativa de pedir descuento por estar abonando dos pasajes para ser usados por una misma persona, y el vendedor tuviera la amabilidad de escucharlo y elevar esta solicitud a algún área de la empresa, podría suceder que eventualmente se le realizara un descuento.

Planteado de esta manera parecería ser que el límite entre el sueño de viajar a destino y la pesadilla de no ir a ninguna parte fuera la capacidad y/o facilidad de cada uno para hacer lobby ante quien atiende el mostrador de ventas.
Si tenemos en cuenta que en nuestro país hay tantas personas con obesidad, es realmente impensable que haya un vacío normativo para una problemática cuya escala exige respuestas que trasciendan cuestiones emotivas ocasionales e individuales.

Las normas y procedimientos en los sistemas sociales y en las instituciones sirven tanto para delimitar como para habilitar.

Si hay leyes, hay derechos demandables, la gente sabe claramente qué es lo que le corresponde y si esto no se cumpliera siempre existe la posibilidad de hacer las denuncias ante los organismos competentes.

Cuando hay ausencia legal, y se trata de derechos sociales que no son demandables, el camino es la conquista. ¿Cómo?, de la única manera que una persona con otra son mucho más que dos: organizándose.
En cualquiera de nuestros países el 30% de las personas adultas son obesas, es decir, que podría suceder, que de 100 personas que se subieran a un avión, 30 no pudieran ocupar sus asientos.
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 4642 veces