Inicio > Noticias > 2004 > Argentina: Cormillot habla de Vida chatarra

Argentina: Cormillot habla de Vida chatarra

Si uno come hamburguesas con papas de vez en cuando no pasa nada...

Amanece entre hotcakes (panqueques tibios) y un café de 250 centímetros cúbicos al que se le suma otro de cortesía. Cuatro horas después, una doble ración de carne, acompañada de pepinos y abundante mayonesa entre panes con sésamo, junto a crujientes papas fritas y gaseosa cola. Pastel de manzana y jugo de naranja a las cinco  de la tarde y, cerca de las 22, croquetas de pollo y más papas, esta vez con gaseosa de lima limón, para variar.

La forma que eligió Morgan Spurlock para mostrar en su película-documental Super Size Me por qué los estadounidenses ostentan el récord de ser la población más obesa del mundo, fue describir el universo de la comida “chatarra” a través de entrevistas y alimentándose con ella durante treinta días. El resultado fue visible: subió 20 kilos. Y lo peor es que, según el filme, nada resulta más atractivo para los consumidores norteamericanos que el menú que médicos y nutricionistas desaconsejan.

“Lo que hizo él fue magnificar una realidad. Si uno come hamburguesas con papas de vez en cuando no pasa nada. Pero si lo toma como una cosa habitual, eso es lo que produce la epidemia de obesidad que hay en este momento en todo el mundo”, aseguró a cordoba.net  Alberto Cormillot, consultado sobre los hábitos alimentarios de los jóvenes y adolescentes argentinos.

El médico afirma que el consumo de comida chatarra está instalado también en nuestro país, donde si bien “no hay estadísticas exactas”, se estima que el índice de obesidad no es menor al treinta por ciento. Según su visión, los jóvenes son quienes están más expuestos: “La sociedad está armada para que se dé de esta manera. Hay una publicidad salvaje de lo que es comida chatarra”.

¿Tan mal comemos?
“Quod me nutrit me destruit”, tiene tatuado en su estómago la bella Angelina Jolie, algo que del latín al castellano podría traducirse como  “Lo que me alimenta me mata”. Para el creador del Dieta Club, “los jóvenes argentinos están consumiendo mucho alcohol, muchas comidas ricas en grasa y fritos, pocas verduras, pocas frutas, y pocos lácteos. Están haciendo  una dieta que es malsana, porque están favoreciendo la obesidad y en el futuro trastornos cardiacos y circulatorios”. Frente a eso, se observa una invasión de fórmulas “mágicas” para adelgazar, que apuntan sobretodo a las mujeres, aunque según el especialista “no sirven para nada, hacen perder tiempo y plata”. Cormillot también advierte sobre productos medicinales como diuréticos, laxantes y anfetaminas.

Consultado sobre el consumo de bebidas energizantes, tan en auge en estos días, el facultativo relativizó sus efectos sobre la salud a largo plazo, ya que según dijo afecta “la diezmilésima parte de lo que la afecta el consumo de cerveza”.

“Yo sé que hay gente preocupada por el consumo de energizantes pero, me parece una tontería. Creo que lo que mata a los chicos adolescentes y a los jóvenes cordobeses y de todo el país es la cerveza, el tetra brick. En un país donde la gente se mata con el vino en cartón hablar del consumo de energizantes me parece una frivolidad", concluyó.

 

Si uno come hamburguesas con papas de vez en cuando no pasa nada...
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 6577 veces