Inicio > Noticias > 2004 > A desalentar las cirugías bariátricas ?

A desalentar las cirugías bariátricas ?

"Estable y mejorando", era la contestación que el personal del Hospital de San Juan ofrecía a los familiares de Sonia Ivette Rodríguez Flores cuando preguntaban por su estado de salud, al permanecer hospitalizada por más de un mes por complicaciones tras someterse a una cirugía bariátrica.

Por eso les tomó por sorpresa cuando el sábado por la mañana les informaron que había fallecido.

Las llamadas y visitas no se hicieron esperar en el hogar de sus padres, Pedro Rodríguez y Ramona Flores, en el barrio Tomás de Castro II en Caguas, el mismo sector donde vivía la agente policial de 37 años. Su hermana mayor, Evelyn, estuvo fuera de la casa ayer con la hija de Sonia Ivette, de 11 años, para comprarle un vestido para los actos fúnebres, que comenzarán hoy por la tarde en la funeraria Parque de Luz.

"Es una niña de 11 años que sabe lo que está pasando. Ha sufrido mucho, es bien doloroso porque se gradúa este año de sexto grado con alto honor. Mi hermana se sacrificó para ponerla a estudiar... Es lo único que mi hermana deja en estos momentos", expresó llorosa Evelyn, quien denunció recientemente la "mala atención" que recibía su hermana en este hospital, donde estuvo recluida desde el 17 de agosto, cuando el doctor Fernando Bayrón la operó y tuvo que ser intervenida en tres ocasiones subsiguientes por complicaciones.

La causa de muerte no está clara, por lo que solicitaron una autopsia privada. Lo que se les informó fue que las infecciones que tenía le provocaron un paro cardíaco.

Su hermano mayor, Pedro José Rodríguez Flores, lamentó que terceras personas hayan querido darle un matiz político al caso cuando denunciaron la situación y pidieron la ayuda del Departamento de Salud.

"No es fácil salir con tu hermana de aquí de lo más bien y que vuelva en un ataúd... Estamos peleando por una vida, no por un color. Una vida es más importante que cualquier partido político", destacó Pedro José, quien entiende que hubo un "engaño" de parte del hospital cuando les decían que estaba "estable y mejorando".

Ahora esta familia cagüeña entiende que el caso de Sonia Ivette debe desalentar a las personas que estudian la posibilidad de someterse a esta cirugía, que consta en reducir el tamaño del estómago al tamaño de un huevo para perder peso. Cuando esta madre y esposa de Nelson Montañez informó que se sometería a esta operación, algunos le pidieron que no lo hiciera y otros le cuestionaron sus motivos. Pero la mujer, que pesaba 294 libras, tomó la decisión y "ella es una adulta, por lo que la apoyamos", según Pedro José.

El director médico de este hospital, Alfredo Escalera, ha dicho que desde que comenzaron a hacer estas operaciones en enero, han fallecido cinco personas, incluyendo a Sonia Ivette. Sin embargo, esta familia indicó que Sonia Ivette es la novena persona que fallece tras esta operación y que otra operada sobrevivió, pero tiene que estar con ventilador de por vida.

Otro caso grave

Mientras, Carlos Juan Rodríguez está pasando por la misma agonía de Sonia Ivette en el hospital de la capital.

Ayer Miguel Rodríguez era uno de los que prestaba sus últimos respetos a esta familia, a quienes conoció en el Hospital de San Juan. Su hermano Carlos Juan está actualmente hospitalizado en intensivo tras someterse a esta intervención quirúrgica.

En ambos casos, ellos fueron a la consultoría privada de Bayrón y preguntaron si la operación era en un hospital privado. El galeno les dijo que estaba practicando en el Hospital de San Juan.

"A mi hermano lo operaron el 30 de agosto. A la semana le hicieron una segunda operación, después le hicieron una exploratoria y tiene otra operación pendiente porque pensaron que el intestino se había salido", destacó el hermano mayor de Carlos Juan, quien tiene 41 años, pesa aproximadamente 400 libras y es diabético.

Rodríguez también se quejó de la falta de higiene y servicio en este hospital, además de que entiende que los médicos y los enfermeros no se ponen de acuerdo. Mencionó que en un momento dado le dieron comida, cuando se supone que todavía no ingiera alimentos.

Rodríguez, vecino de Cidra, solicitará ayuda de Salud para que su hermano no corra la misma suerte de Sonia Ivette.

"Estable y mejorando", era la contestación que el personal del Hospital de San Juan ofrecía a los familiares de Sonia Ivette Rodríguez Flores cuando preguntaban por su estado de salud, al permanecer hospitalizada por más de un mes por complicaciones tras someterse a una cirugía bariátrica.
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 3954 veces