Inicio > Noticias > 2003 > McDonald’s evita ser juzgada por provocar obesidad a ocho adolescentes neoyorkinos

McDonald’s evita ser juzgada por provocar obesidad a ocho adolescentes neoyorkinos

Una corte federal de los Estados Unidos desestimó la demanda presentada por ocho jóvenes obesos contra la popular cadena de comidas rápidas McDonald's, en la que acusaban a la hamburguesería de haberlos hecho engordar.

Una corte federal de los Estados Unidos desestimó la demanda presentada por ocho jóvenes obesos contra la popular cadena de comidas rápidas McDonald's, en la que acusaban a la hamburguesería de haberlos hecho engordar. La querella fue la primera de una serie de denuncias presentadas contra esta y otras cadenas de comida rápida norteamericanas. Pero aún cuando la decisión tomada por el juez Robert Sweet, que rechazó tratar el caso, parece estar señalando que la mayoría de las peticiones no llegarán a juicio, muchos expertos opinan lo contrario y califican a la sentencia del juez Sweet como una victoria “mínima” de la compañía.

“La demanda no logra alegar que los productos de McDonald's consumidos por los demandantes no fueran, también, abierta y obviamente peligrosos para cualquier otro consumidor razonable”, argumentó el juez Sweet en su alegato. Así, dio por tierra con la hipótesis de los querellantes, que sostenían que McDonald's no les había advertido sobre el alto contenido calórico de sus comidas. La acusación coincidió con la entrada en órbita del proyecto de Ley antiobesidad, presentado por el Congreso norteamericano para atacar r una tendencia calificada oficialmente como “epidemia”, ya que el 61 por ciento de los estadounidenses son obesos.

El abogado de la demanda, Samuel Hirsch, acusó a McDonald's de retener información deliberadamente y, además, de atrapar chicos desplegando estrategias de marketing muy agresivas basadas en campañas publicitarias millonarias. “Los jóvenes no están en posición de elegir después de ser sometidos a semejante ofensiva de anuncios y promociones”, dijo Hirsch, quien pretende convertir el caso en una demanda colectiva cuya indemnización podría sumar varios miles de millones de dólares, ya que el abogado representaría a todos los menores de 18 años de Nueva York que alegaran sufrir problemas de salud por culpa de McDonald's.

Por su parte, los defensores de McDonald's calificaron al caso como frívolo: "Cada persona responsable sabe qué contienen productos tan populares como las hamburguesas y las papas fritas, además de comprender las consecuencias que puede tener consumir excesivamente estas comidas por un período de tiempo prolongado. En la silueta y, potencialmente, también en la salud". Los abogados también adujeron que era imposible determinar si comer en McDonald's era una de las causas principales de las enfermedades de los demandantes: “La genética, las condiciones médicas y los estilos de vida sedentarios podrían ser factores a tener en cuenta”.

Pero la victoria del máximo jugador global de la comida rápida podría ser un triunfo parcial, apenas una pequeña batalla de una guerra jurídica a la que los grandes grupos de comidas deberán prestar especial atención para evitar ruinosos procesos, como los que están enfrentando actualmente los fabricantes de cigarrillos, cuyas indemnizaciones se cifran en decenas de millones de dólares. “Si uno mira la historia de los procesos contra las tabacaleras, las primeras querellas fueron sistemáticamente rechazadas, porque era difícil responsabilizarlos de las enfermedades”, señaló Neal Barnard, presidente del Comité de doctores par una medicina responsable.

“Pero, cada vez más, la gente se está dando cuenta de que las demandas terminan triunfando”, agregó el médico. Barnard dice que la presión sobre los líderes del mercado de la "comida chatarra" se acentuó tras la publicación de varios estudios médicos que afirman que la obesidad es tan peligrosa para la salud como el tabaquismos. El doctor Richard Daynard, profesor en la escuela de Derecho de Northeastern, EE.UU., comparte su punto de vista. A su juicio, estas acciones judiciales fueron demasiado tempranas en relación a las pruebas disponibles en la actualidad. “En el futuro, tendremos más y mejores casos," dijo.

Fuentes: AFP y EFE
Una corte federal de los Estados Unidos desestimó la demanda presentada por ocho jóvenes obesos contra la popular cadena de comidas rápidas McDonald's, en la que acusaban a la hamburguesería de haberlos hecho engordar.
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 6903 veces