Inicio > Noticias > 2003 > Guerra de la OMS contra la sal, las grasas y el azúcar

Guerra de la OMS contra la sal, las grasas y el azúcar

Recomienda a los gobiernos aplicar políticas impositivas

Después de más de dos años de preparación, discusión y análisis, la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció, desde su sede central en la ciudad de Ginebra, Suiza, el borrador de un documento muy esperado que, sin embargo, suscitará largas controversias en sus 192 países miembros.
 
El informe, que pertenece a la "Estrategia global en dieta, actividad física y salud", será presentado el año próximo por la OMS a sus naciones integrantes, y señala que las dietas ricas en grasas, sal y azúcares y la vida sedentaria son las principales causas de las enfermedades no transmisibles (es decir, no infecciosas), como la obesidad, las patologías cardio y cerebro vasculares, la diabetes tipo 2, y varios tipos de cáncer.
 
El 59% de los 56.5 millones de muertes anuales en todo el mundo son a causa de estas patologías, señala la OMS, y en su estrategia global indica que como la nutrición inadecuada es uno de los problemas que explica el aumento de la epidemia obesidad en todo el mundo, tanto en los países ricos como pobres, porque en ambos los alimentos contienen sustancias que engordan y dañan las arterias y el corazón y elevan el riesgo de diabetes.
 
Para encarar soluciones, la OMS plantea una serie de recomendaciones a los gobiernos. En el diario inglés The Financial Times, se informa que la iniciativa "alienta a las naciones a poner en marcha políticas impositivas y otras medidas fiscales" para promover una alimentación más saludable.
 
El objetivo está puesto en que disminuya el consumo de alimentos y bebidas ricos en azúcar, sal y grasas.
 
La respuesta de la industria
 
Las recomendaciones despertaron distintas reacciones de parte de las industrias interesadas.Voceros de la Grocery Manufacturers of American, una asociación de productores de alimentos de los EE.UU, se negaron a opinar sobre las medidas sugeridas por la OMS, pero dijeron en cambio que creían que las soluciones propuestas por la entidad debían basarse en el conocimiento científico.
 
Hace unos meses, la entidad con sede central en Ginebra ya había manifestado que el azúcar no debía representar más del 10% de la composición de una dieta promedio. Pero ese informe, que la OMS había emitido en forma conjunta con la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), molestó a la industria azucarera de los Estados Unidos, que había presionado para que el límite fuera muy superior: el 25 por ciento.
 
La estrategia planteada por la OMS incluye dar importancia al ejercicio físico y recomienda incluirlo diariamente en los programas escolares, además de que bares y comedores de instituciones educativas y empresas provean opciones saludables en materia de comidas y bebidas.
 
La publicidad "no debería explotar la credulidad y la inexperiencai infantiles y enfatizan en cambio aquellos que promuevan hábitos sanos."
 
Según el diario Financial Times, señala que el documento de la OMS no desmerece el protagonismo del sector privado en el problema y que lo visualiza como "un actor significativo en la promoción de dietas saludables y en la actividad física", al mismo tiempo que recuerda que hay pruebas de que "las relaciones cooperativas en lugar de los vínculos adversos con la industria" demostraron ser fructíferos.
 
Los grandes elaboradores de alimentos y algunos minoristas -incluyendo representantes de Cadbury Schweppets, Coca-Cola, Kraft Foods, McDonald´s y PepsiCo- se reunieron con integrantes de la OMS el último verano.
Recomienda a los gobiernos aplicar políticas impositivas
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 4137 veces