Inicio > Noticias > 2002 > Espero que mis palabras no ofendan a nadie...

Espero que mis palabras no ofendan a nadie...

Es mas de la medianoche en mi país, estoy cansado del trabajo y el estudio diarios, y me distiendo leyendo los artículos del sitio. Y realmente me movilizaron a pensar algunas cosas.

Como primera medida, y sin falsas adulaciones, debo reconocer que el sitio, aparte de bien hecho, es realmente util para todos aquellos que tenemos sobrepeso. Porque nos pone información a nuestro alcance que nos ayuda al exito en nuestros tratamientos nutricionales, la cual muchas veces cuesta conseguir.
 
Pero volviendo al tema que me motivó a escribir, yo creo que nuestro problema radica en nosotros mismos y nuestra forma de encararlo. Aclaro, yo peso aproximadamente 150 kilogramos. Soy un enfermo obeso. Aunque en mi país (Argentina) la obesidad sea una cuestion meramente estética. Y parte del enfrentar esta enfermedad está en decir y hablar las cosas por su nombre: Yo, soy gordo, obeso o muy pasado de peso, en ultima instancia. Pero no rellenito, corpulento, o cualquier otro adjetivo que atenue el golpe que produce el escuchar lo que uno realmente es. Usar esos diminutivos solo nos ayuda a crear una coraza emocional que luego nos hace mas dificil encarar las cosas.
 
Otra cosa en la que considero que hace falta sincerarnos es en que nos afecta realmente nuestra gordura. No caigamos en la hipócrita frase "como me vean no me interesa""o "no me importa que me vean gordo/a", porque sabemos todos (y no creo que sea un prejuicio) que no es cierto. Todos, en mayor o menor medida, buscamos agradar al resto a nivel estético. Reconozco que los canones de belleza de hoy quizas nos sean casi inalcanzables, pero convengamos que a nadie le gusta ver una masa fofa y celulitica. En mi modesta opinión, deberiamos alcanzar un objetivo de belleza real y armónico, mas allá de si se corresponde o no a los estandares de belleza.
 
Otro punto que me interesa comentar es el de como afecta nuestra gordura nuestras relaciones sociales. Si bien es cierto que a los gordos nos cuesta el triple relacionarnos, tambien es cierto que nos rendimos mas facilmente que el resto. Y nos deprimimos. Y comemos. Un amigo mío me dijo "los gordos son excelentes amigos, pero nunca son los amores". Y me empeñe en demostrarle que no era cierto, que la gordura era un escollo dificil de salvar, pero no imposible. Y lo logré. Pude lograr una relación mas allá de la amistad. Con gordura y todo. (El club de encuentros ayudó bastante). Si bien el tiempo y el destino te dicen que dirección tomarán las cosas, y que por x motivos las cosas no hayan funcionado como uno quisiera, ahora estoy absolutamente convencido de que se puede agradar a otro mas allá de la gordura. Y me gustaría que quienes tengan puesta la venda de la decepción constante, intenten, intenten y sigan intentando, que mas tarde o mas temprano se ve la luz al final del túnel.
 
Por ultimo, quiero emitir mi opinión de porqué debemos adelgazar. No debemos adelgazar por una cuestión estética. No debemos adelgazar porque puede ser nuestro pasaporte a una vida social. Debemos adelgazar porque si no lo hacemos nuestra salud es la que corre riesgos. Cardiopatías, Diabetes, Invalidez y otras enfermedades relacionadas a la obesidad tienen que ser nuestro motivo para adelgazar. No coincido con el artículo que reivindica el ser gordo. Deberíamos reivindicar el ser personas, y exigir nuestro derecho a la salud. Y para eso hay que movilizarse. Sentados no ganamos nada.
 
Espero que mis palabras no ofendan a nadie. Es solo mi personal visión del problema que nos aqueja. Coicidan o no conmigo, mi objetivo es que este pequeño comentario los movilice a pensar. Porque cuando pensamos, como decía Descartes, existimos....
 
 
Claudio Arias
La Plata, Argentina
Es mas de la medianoche en mi país, estoy cansado del trabajo y el estudio diarios, y me distiendo leyendo los artículos del sitio. Y realmente me movilizaron a pensar algunas cosas.
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 9921 veces