Inicio > Noticias > 2002 > Como llamarnos cuando no nos conocemos ?

Como llamarnos cuando no nos conocemos ?

Me parece un buen ejercicio detenernos unos minutos para observarnos en este tipo de situaciones por otro lado tan frecuentes en nuestra vida cotidiana

Cómo le damos nombre a otro humano al momento de referirnos a él: por su sexo ?, por su edad?, por su altura?, bueno, muchos parámetros surgen como posibles para dar cuenta de esta pregunta.
Sin dudas tanto a vos como a mi nos viene a la memoria una larga lista de formas de anunciar la presencia de otra persona .Sería muy largo intentar describir todo el ingenio popular, pero no obstante van algunas, como muestra de nuestra cultura en lo que hace a las relaciones interpersonales: por su estatura- petiso, lungo-, por la cantidad de cabello - pelado -porra-, por su condición sexual- puto, traba- , por su color de piel - negro , colo -, etc.
Obviamento no te sorprendo al dejar como consideración aparte la característica del peso corporal como forma del "distinto" ; el clásico gordo/a - flaco/a. Si bien no podemos dejar de mencionar el riesgo de confundir una caracteristica física - ej. la altura- con un proceso fisiopatológico-la obesidad- ,tema que seguramente nos convocará en otra oportunidad, el propósito de esta breve comunicación no es otra que puntualizar la fuerte identidad que se produce entre nuestro " yo" y el apelativo por el que se nos conoce y nos llaman.
Pensemos por un momento la relacion con nuestro nombre. Casi todo lo que sentimos que somos esta puesto en esas pocas letras, palabra que termina siendo mágica a nuestro oidos y nos mueve hacia el lado desde donde es pronunciada. Vamos en pos de quien nos llama por nuestro nombre al encuentro del otro semejante. Vamos con todo lo que ese nombre representa en nosotros , vamos enteros. Tan entero que parece que nuestro "yo" estaría constituído, precisamente con ese material: una pocas letras misteriosamente juntas.
Vuelve mi cabeza sobre los primeros pasos; cuando nos reconocemos por los hechos que se nos impusieron con el tiempo, el ser petiso ,el se gordo etc. Volvemos tambien a las identidades condensadas en pocas letras.
Buen tema éste de pensar ante que significante somos capaces de darnos vuelta en medio de una multitud. Seguro que el mismo que pronunciado por nuestra amada/o nos hace sentir como una creación única en este universo de vida.
Sensación de mismidad desatada por la palabra, ideas que se fugan de lo cotidiano, tal vez para seguir abriendo interrogantes, para pensarnos con más preguntas que respuestas.
Como ejercicio seguro que nos quedaron cosas pendientes , pero sirva esta breve introducción como agradecimiento a los hacedores de gordos.com por su hospitalidad y buena disposicion al trabajo interdisciplinario.
Hasta el próximo encuentro.
Me parece un buen ejercicio detenernos unos minutos para observarnos en este tipo de situaciones por otro lado tan frecuentes en nuestra vida cotidiana
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 4384 veces