Inicio > Noticias > 2002 > Bulimia y Anorexia: adolescentes en peligro

Bulimia y Anorexia: adolescentes en peligro

Se suele llamar a la adolescencia "la época de oro de la vida", en ella uno pasa momentos realmente entrañables que siempre recuerda con un dejo de nostalgia.

Esto, claro está, no es una regla que se cumpla en la generalidad de las personas, según un estudio del doctor Peter Hellers un doce por ciento de las mujeres sufre serios problemas psicológicos durante esta etapa de la vida por estar en desacuerdo con su cuerpo, y esto luego los lleva a tener dificultades en el ámbito de la salud, manifestándose como bulimia y anorexia.

Estas dos enfermedades han tenido gran trascendencia, sobre todo, en esta última época, en que la imagen y la estética es todo lo que cuenta. Los casos se han ido incrementando a medida que crecía esta nueva tendencia de los cuerpos ultra-flacos y de la exclusión de las mujeres que no se ajustan a este modelo.
En el caso de la bulimia lo que asombra es que no se da sólo en jóvenes con exceso de peso, sino que también la padecen adolescentes que posen una silueta normal. El principal síntoma que tiene este flagelo es la baja autoestima y el sentmiento de culpa por comer demasiado, obviamente todo esto lo produce el contexto que rodea a quien tiene esta enfermedad. Muchos no entienden cómo comer en demasía para luego vomitarlo puede ser una enfermedad, la realidad es que esos vómitos provocan trastornos nerviosos e inflamaciones de la mucosa digestiva, esto a su vez produce una pérdida del coro, del potasio y del sodio.

Por su parte, la anorexia tiene su causa en un alto nivel de autoexigencia, ésta se lleva al orden de lo alimenticio y provoca esta enfermedad. La principal patología de la anorexia es que quien la sufre niega que tiene esta enfermedad y, por lo tanto no le hace frente, esto hace que sea más difícil de tratar por los especialistas. Las consecuencias de la anorexia radican en el peso muy por debajo del normal y la desnutrición, pero los síntomas más serios tienen que ver con la interrupción de la menstruación y los trastornos en la conducta y en el sueño.

Lo que representa una preocupación social es que nunca se haya realizado una campaña propagandística, televisiva o de vía pública, que traten en profundidad los alcances de estas dos enfermedades. Esto hace suponer que a las autoridades no les interesan los problemas que tocan de cerca a muchas jóvenes para las que la adolescencia no es una etapa de oro de la vida.
Se suele llamar a la adolescencia "la época de oro de la vida", en ella uno pasa momentos realmente entrañables que siempre recuerda con un dejo de nostalgia.
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 19154 veces